viernes, 27 de enero de 2012

Una nota sobre el covento de San José de Orotava

El Ex Convento de San José

Antonio Luque Hernández, en su libro La orotava, corazón de Tenerife, habla del convento de San José de monjas claras, que el día 3 de diciembre de 1594 le fue denegada, por causas que desconocemos, a los regidores orotavenses Luís Benítez de Lugo y Francisco Xuárez de Lugo la licencia regia para fundar un convento de monjas clarisas franciscanas en La Orotava; sin embargo, sólo tres años más tarde, en 1597, el coronel José de Llarena Maldonado y su esposa, Isabel Ana Calderón, alcanzaron esa necesaria autorización real, que luego de presentada fue obedecida por el Cabildo de la isla, con el natural contento de los orotavenses. El edificio fue construido en las propias casas que habitaba el coronel José de Llerena y quedó terminado en 1601. Recibió el nombre de convento de San José en Honor al santo patrono del erector. Para habitarlo llegaron desde el monasterio lagunero de Santa Clara las siete mojas fundadoras, que eran Catalina de San Francisco Llarena y Maldonado Como abadesa, y María del Cristo Llarena, ambas hermanas del constructor, Ana de San José, y las hermanas Jacobina de Santa Isabel e Isabel de San Leandro de Franchi y Fonte del Castillo, además de Luisa de la Cruz y Francisca de San Esteban de Lugo y Grimaldi; todas juntas entraron en la nueva clausura el día 20 de enero de 1601. En su apogeo esta comunidad llegó a ser de setenta religiosas, bajo la obediencia y filiación de los padres franciscanos, y poseyó unas rentas superiores a los 50.000 ducados.

Los Llarena Calderón, descendientes del fundador, sucedieron en el patronato, quienes más tarde fabricaron la iglesia y la capilla mayor, ampliadas y enriquecidas por Esteban de Llarena Calderón y Ponte (1644-1702), esposo de Francisca Viña de Vergara, II marquesa y señora de Acialcázar, trabajos culminados por su hijo José Antonio de Llarena Calderón y Viña, marqués de Acialcázar y de Torre Hermosa.

En el año 1802 aún tenía veinticuatro monjas profesas y una lega; contaba con un buen coro, cuya música era afamada en toda la comarca. Era este monasterio uno de los edificios más colosales de la provincia, tenía en su ámbito beaterio, casa, cuadras y calles, que paulatinamente se cerraron y fueron incorporadas a la clausura; el interior del templo poseía excelentes retablos y sus techos eran de madera estofada y coloreada.

En la capilla mayor había un altar dorado, que desarrollaba su trazado a doble cuerpo con ático, el primero de hornacinas, el segundo y el superior de lienzos. Las pinturas eran seis, una arriba y cinco en el segundo cuerpo. La primera planta constaba de cinco nichos, en los que sabemos se reverenciaban un San Bernardo, con una cruz de madera, una Santa Clara, que tenía en la mano derecha una custodia de plata maciza y, en la izquierda un báculo de palo con papel platinado; en la cabeza, un solio de ese metal sobredorado. En el tercer nicho estaba colocada la Virgen de la Consolación, con una luna, una corona y un disco de estrellas de plata, un sol de madera y un ramo de flores.

El convento y su iglesia fueron demolido en 1868: confiscadas sus pertenencias, pasaron a enriquecer otros templos de La Orotava y de la isla. Así pasó el Cristo de la Salud, que representa al redentor de pie, abrazado al madero con la mano izquierda, mientras que con la derecha hace además de bendecir, y que ejecutó Lázaro González de Ocampo entre 1682 y 1691. Esta talla fue adquirida para el templo de San Antonio Abad, en Arona, donde al presente se venera.

A la parroquia matriz fueron a parar, tras la incautación, entre otros destacados objetos de orfebrería, un hermoso frontal y tabernáculo barroco de plata repujada, y dos magníficas custodias de plata sobredoradas, la primera del siglo XVII, donada por Esteban de Llerena Calderón (1644-1702), actualmente depositada en la iglesia de San Francisco, y la segunda, así mismo labrada Y adornada con perlas, fue enviada desde Roma, en 1725, por Esteban de Llarena Calderón y Mesa, IV marqués de Acialcázar y III de Torre Hermosa, hoy en el tesoro de La Concepción. A San Francisco, ya oratorio del hospital, llegaron, a más del expositor del Santísimo Sacramento, las imágenes del Señor del Huerto con el Ángel y los Apóstoles.

La bella portada de cantería de la iglesia, con fachada a la calle Home, hoy Tomás Pérez, fue desmontada Y pasó a ser el frontis de la capilla del cementerio municipal. El solar del cenobio lo ocupan hoy la plaza del Ayuntamiento, las Casas Consistoriales y el jardín de la Hijuela del Botánico.

A pesar de que la definitiva desamortización de los conventos fue en el año 1836, las autoridades permitieron a las monjas clarisas continuar en el edificio, aunque años después, ante la carencia de locales adecuados donde ubicar las dependencias municipales, los ediles pusieron sus ojos en este monasterio y, aprovechando la coyuntura política, se lo apropiaron. En sesión de 21 de octubre de 1868, la Junta de Gobierno de la Villa de La Orotava tomó en consideración el edificio por entonces sólo ocupado por unas cuantas ancianas religiosas, por ser su solar punto idóneo para el establecimiento de las casas consistoriales, juzgados y escuelas. Ese comité acordó dar por extinguido y cerrado el indicado convento, comunicándolo a la abadesa para que dentro del tercer día saliesen del monasterio y se trasladasen con el decoro correspondiente a donde mejor creyeran conveniente. Desalojado el convento, el Ayuntamiento tomó posesión de él, «arrancándose los hierros que contenían sus marcos como prueba de incautación». Algunas voces. Responsables se alzaron en defensa del cenobio, pero el edificio era muy ambicionado por sus dimensiones y situación; la opinión generalizada optaba por su derribo. A pesar de ser esta construcción testigo de tres siglos de la historia orotavense, valiosa fábrica y cúmulo de riquezas, su céntrico solar se consideró necesario para el desarrollo de la población y para ubicar con dignidad el consistorio, las escuelas y otros servicios. Con la desaparición del antiguo monasterio perdió la Villa una importantísima parte de su patrimonio histórico artístico, en pro de una mal entendida concepción urbanística.

En Noviembre de 1868 se creó una junta de personalidades locales, encargada de proceder a la demolición del convento para llevar a cabo en su solar las obras que se considerase de utilidad publica. Dentro de esta junta se nombró una comisión para dirigir los trabajos, integrada por Antonio Maria de Lugo Viña y Sotomayor, Felipe Acosta y Bencomo, Alonso de Ascanio y Molina, Alonso y Augusto Méndez de Lugo y Xuárez de la Guardia, Antonio Díaz Flores y Cartaya, Francisco Román y Herrera, Fernando Monteverde y del Castillo, Lorenzo Machado y Benítez de Lugo, Juan Salazar y Molina y el presbítero Manuel Padilla.

El primer paso de esta comisión fue lograr el respaldo legal para sus proyectos, conseguido por un oficio del Ministerio de la Gobernación de 13 de marzo de 1869. El 28 de abril de ese mismo año se presentó a la corporación municipal el proyecto a realizar, obra del ayudante del cuerpo de ingenieros Pedro Maffiote y Arocha (1816-1870). Este plan comprendía las casas consistoriales, juzgados, escuelas, plaza de mercado y plaza de paseo. El nuevo edificio tendría dos pisos, con la planta baja dedicada a escuelas y el alta para ayun¬tamiento y juzgados. Los presupuestos fueron aprobados por los munícipes el 24 de diciem¬bre de ese año, con el visto bueno de la Diputación provincial de 15 de enero de 1870. Entonces se procedió a iniciar los trabajos, que se esperaban financiar con la venta de los materiales procedentes del derribo del edificio incautado y la parcelación y venta en sola-res de su antigua huerta. Todo según proyecto de Maffione y Arocha, reformado el año 1882 por el alcalde Francisco de Urtusáustegui y Benítez de Lugo, con el refrendo del arquitecto Manuel Oraá y Arcocha (1811-1889).

Bruno Juan Álvarez Abréu

Tomado de:

http://valletaoro.com/portal/index.php/hesperides/tertulia-villera/834-el-ex-convento-de-san-jose

Fundación de los Misioneros de San José en Cataluña



Los Misioneros Josefinos fundan una comunidad en la Diócesis de Vic, Cataluña (España)

Envío de misioneros

Los Misioneros Josefinos destinados a la nueva fundación son de tres nacionalidades para significar el aspecto misionero: p. Miguel Guillén, m.j., (México), p. Miguel Ángel Ojeda, m.j., (Nicaragua) y el hno. Milton Antonio Pin, m.j., (El Salvador). Fueron enviados a esta misión el 11 de junio de 2011, en la Casa de oración ‘San José del Buen Consejo’, San Juan del Río, Qro., en el marco de la celebración del 1er. Precapítulo, que está preparando el XVI Capítulo General de los Misioneros Josefinos, a celebrarse en el mes de julio de 2012.

En octubre de 2011, el p. Miguel llegó a tierras catalanas y en diciembre, el p. Miguel Ángel. Ellos están en un proceso de aprendizaje del idioma catalán y de comprensión de la cultura. Posteriormente llegará el hno. Milton para integrarse a la comunidad.

Parroquias encomendadas

Parroquia de la Madre de Dios de la leche. El 29 de octubre de 2011, Mons. Casanova hizo entrega de la Parroquia de la Pobla de Claramunt; esta comunidad dista 15 kilómetros de Igualada y predominan emigrantes andaluces y marroquíes; una tercera parte son catalanes.

La parroquia llevaba 5 meses sin la presencia de su párroco, el p. Valentín Bosch, quien había estado enfermo desde hacía dos años. El p. Josep Massana, Decano de la zona, llevó al p. Miguel Guillén, m.j., a Manresa a visitar al p. Valentín, quien estaba hospitalizado; éste los recibió con mucho gusto; su rostro manifestaba alegría al conocer a su sucesor, como diciendo: “Ahora, Señor, puedes dejar a tu siervo irse en paz…” Días después, en el momento en que Mons. Casanova daba posesión de la Parroquia al p. Miguel, el p Valentin entregaba su alma al Señor.
Cuasi parroquia de Nuestra Señora de Fátima. El 20 de noviembre de 2011, el Obispo de Vic entregó la cuasi parroquia de Fátima a los Misioneros Josefinos. Está ubicada en las orillas de la ciudad de Igualada; la componen habitantes andaluces, quienes, desde hace 50 años, llegaron a establecerse en esta zona; hay también algunas familias catalanas. Las celebraciones son en castellano. El día de la toma de posesión hubo buena participación de la comunidad. Al final, el Obispo hizo una invitación a la comunidad: en medio año tendrían que entronizar una imagen de san José, pues los Josefinos tienen a san José como patrono. La comunidad asumió este compromiso.

Parroquia de San Martín de Tous. La toma de posesión de esta parroquia se llevó a cabo el domingo 20 de noviembre. Mons. Casanova presidió la celebración ante una nutrida comunidad; estuvo presente el anterior párroco, p. Joan Costa.

A la gente le ha llamado la atención las diversas nacionalidades de los Misioneros Josefinos que los atenderán, comentando que en los inicios de la evangelización de América, los misioneros fueron del continente europeo a América, y ahora la situación ha cambiado, de América van a Europa. También manifestaban con agrado que los Misioneros Josefinos fueran hijos espirituales de un catalán, el p. Vilaseca.

Tous se encuentra a 8 kilómetros de Igualada; la mayoría de la población es catalana; sólo algunas familias andaluces. Acogieron con alegría a los Misioneros y llamó la atención el deseo que ellos tienen por comprender la cultura catalana.

Parroquia de Santa María Clariana. Está ubicada a 10 kms. de Tous y 16 km de Igualada; integrada por familias catalanas, que viven en ambiente rural. Algunas son campesinas, otras, en cambio, trabajan en Barcelona e Igualada.

Celebración de la fundación

Participantes

La solemnidad de Santa María, Madre de Dios, 1º de enero de 2012, fue el contexto elegido para iniciar oficialmente la presencia de los Misioneros Josefinos en la Diócesis de Vic. A las 12 hrs. dio inicio la celebración eucarística, presidida por Mons. Román Casanova, acompañado por el Superior General, p. Julio C. Salcedo, m.j., y el p. Miguel Guillén, m.j., y asistido por tres diáconos permanentes, Pere Roig, Antoni Monclús y Antoni M. Oriol, Secretario de la Diócesis. Entre los sacerdotes diocesanos estuvieron: p. David Compte, Vicario general, p. Josep María Mas, párroco de la Sagrada Familia de Igualada, p. Xavier Bisbal, sacerdote amigo de años, así como dos sacerdotes quienes, desde la llegada de los Josefinos a estas tierras, han sido “ángeles protectores” por su cercanía y amistad sacerdotal, p. Josep Massana, Decano de L’Anoia-Segarra y párroco de las parroquias igualadinas de Santa María y La Soledat, y el p. Josep María Pujol, párroco de Montbui. También estuvo presente Fra Joan Giró, OFM Cap, de la comunidad de capuchinos en Igualada.

Los Misioneros Josefinos que concelebraron fueron: el p. Ernesto Canseco, Consejero General; los pp. José Antonio Campos, Provincial, Gabriel Rodríguez y Miguel Ángel Ojeda (de la Provincia San José de la Misión, de Centro y Sudamérica); pp. Tomás G. Bravo, Provincial, Urbano A. Araiza, José Luis del Río y Enrique Patrón (de la Provincia José María Vilaseca, de México y Estados Unidos); de la comunidad de Roma: los pp. Estid León y Carlos Catanha y los hermanos Isaías Moncada y Daniel García.

Documento de aceptación

La celebración, que fue en catalán, dio inicio con la lectura del Decreto de aceptación de los Misioneros Josefinos en la Diócesis. En la homilía Mons. Casanova manifestó que ya se puede afirmar: “El padre José María Vilaseca ha vuelto a Igualada en sus hijos, los Misioneros Josefinos, 170 años después de que partió de tierras catalanas”. Además, invitó a los presentes a dar gracias a Dios por esta fundación.

También tuvo palabras de ánimo para los Misioneros que integran la nueva comunidad, exhortándolos a hacer propio el lema de san Toribio de Mogrovejo, Arzobispo de Lima, a principios del S. XVII: “No ser esquivos a la aventura misionera” y anuncien a Jesús, Salvador de todos los hombres, en el contexto de la nueva evangelización de la Europa de hoy. La nueva comunidad religiosa, afirmó Monseñor, es una bendición para la Diócesis y debe ser una casa de fe, un encuentro con Jesús vivo, una escuela de contemplación y un camino de santidad. Así, el anuncio del Evangelio será eficaz en la medida en que brote de esta vida de fraternidad.

Nueva comunidad

Al finalizar la homilía, el Superior General dio lectura al Decreto de erección canónica de la nueva comunidad, por el que quedó constituida en la Diócesis de Vic, a la vez que dio posesión al p. Miguel Guillén como Superior de la misma. Luego el p. Miguel hizo la Profesión de fe y el Juramento de fidelidad en catalán.

Participación de las Parroquias

Durante el ofertorio, fieles de las parroquias confiadas al cuidado pastoral de los Misioneros Josefinos, presentaron como ofrendas algunos signos y manifestaron su sentir:
De la Parroquia de la Pobla de Claramunt se presentó un mapa que contenía fotografías del castillo medieval, del templo parroquial y de la imagen de la “Madre de Dios de la leche”, del s. XII, patrona de la parroquia. Trinidad Valenzuela, feligrés de esta comunidad, manifestó lo siguiente: “La Pobla es una comunidad pequeña; esperamos que vuestra presencia nos ayude a mantener el espíritu de Iglesia. Os recibimos con la esperanza de una nueva evangelización que, con sensibilidad ante los signos de los tiempos actuales y las nuevas necesidades de la vida parroquial, atraiga a nuestros jóvenes y haga que la participación de todos sea más activa.

Estamos convencidos de que, trabajando unidos y con la ayuda de la “Madre de Dios de la leche” y de san José, vuestro patrono, todo será posible y pronto recogeremos los frutos de este esfuerzo. Es por esto, que os ofrecemos nuestro pueblo; deseamos que os sintáis como en casa y confiad que encontraréis en nosotros apoyo, respeto y estima. Hermanos Misioneros de San José, ¡bienvenidos!”

De la Parroquia de San Martín de Tous unos niños presentaron una canasta que contenía ‘pan y nueces’; este es un producto tradicional del poblado de Tous. Ramón Quadras, feligrés y miembro del Consejo parroquial, manifestó: “Es muy cierto que vuestra visión del mundo y de la fe vivida nos obligará a replantearnos muchas cosas. Pero, por otro lado, vuestra voluntad de compartir nuestra realidad, nuestra fe, nuestra vida, la manifestáis en toda ocasión y, como san Pedro, nos decís: ‘No tengo ni oro ni plata, pero te doy lo que tengo’. Seáis bienvenidos entre nuestra comunidad, no tendréis que sacudiros el polvo de los pies. Deseamos que nos acompañéis en esta nueva etapa en la que, más que nunca, será necesario ser misioneros de los valores del Reino y animadores de la fe vivida, compartida y celebrada”.

De la cuasi parroquia de Nuestra Señora de Fátima presentaron una medalla de la imagen de la patrona del barrio y un hermoso arreglo floral. Ana Isabel Sánchez, representante de esta comunidad expresó: “Te damos gracias, Señor, por poner en nuestro camino a los Misioneros Josefinos, a quienes damos la bienvenida a nuestro barrio de Fátima. Vosotros llegáis en un momento muy importante para nosotros; llevamos mucho tiempo esperando un sacerdote para nuestra comunidad.

Al final de la celebración, el p. General agradeció a Dios por el don de la nueva fundación. A Mons. Casanova manifestó: “Al venir a Cataluña queremos agradecer a la Diócesis de Vic el que nos haya dado un padre y un Fundador, y para reencontrarnos con nuestros orígenes carismáticos. Gracias, Monseñor, que su confianza en nosotros se traduzca en fecundidad apostólica”.

Luego agradeció al p. Josep Massana su apoyo, su palabra, su cercanía, sus consejos, que han sido fundamentales al comienzo de la labor evangelizadora. También agradeció al p. Josep María Pujol por su cercanía y disponibilidad de servicio hacia los misioneros. El p. General concluyó: “Nuestros misioneros han encontrado en vosotros la experiencia de la amistad y fraternidad sacerdotales”.

Agradeció a las comunidades: “Pobla de Claramunt, San Martín de Tous, Clariana y Fátima, quiero deciros que venimos para construir con vosotros el Reino de Dios. Esta obra es del Espíritu Santo; nosotros sólo somos sus colaboradores. Nuestro Fundador nos insistía en ser sencillos, humildes y plenamente apostólicos. Con estas actitudes queremos servir a nuestra madre, la Iglesia. Gracias por recibirnos como hijos de un misionero catalán”.

A los Superiores Provinciales: “Os aseguro, en este lugar tan significativo para la Familia Josefina, que el Señor bendecirá abundantemente en vocaciones a vuestras Provincias. Vuestra disponibilidad para ofrecer el personal para la comunidad en Cataluña ha significado dar de y desde su pobreza, precisamente en el “Año de la generosidad”, que hemos iniciado con motivo del 150º aniversario del voto de amor, que emitiera el p. Vilaseca: “Hacer siempre y en todo lo mejor” (1862-21 de octubre-2012)”.

A los Misioneros Josefinos de la nueva fundación: “A vosotros que, como semilla evangélica, os sembraréis en esta tierra catalana, os digo: haced vida los principios del p. Vilaseca para ofrecer el carisma josefino a las comunidades que se nos han confiado. Estos principios son fuente de vida y apostolado, pues han brotado del corazón generoso del p. Vilaseca y serán vuestra fortaleza en la evangelización: “Haced siempre y en todo lo mejor”, “Estad siempre útilmente ocupados” y “Adelante, siempre adelante, pues lo quiere san José”.

Al final, el p. General concluyó: “Hermanos todos, que esta fundación tenga sólo por objetivo dar: ¡Gloria a la Trinidad del Cielo, Padre, Hijo y Espíritu Santo; honra a la Trinidad de la tierra, Jesús, María y José!”.

Himno al padre Vilaseca

Al finalizar la eucaristía, la Coral de Santa María, quien animó solemnemente la celebración, sorprendió, entonando el Himno al padre Vilaseca: “Entusiastas un himno entonemos, con ternura filial, con amor, las heroicas hazañas cantemos, del apóstol y gran Fundador…”

Un brote josefino en Cataluña

Esta nueva fundación será un brote josefino en Cataluña, un renuevo que tenderá a desarrollarse. Es un nuevo reto al carisma josefino, pues ofrecerá a la cultura catalana una luz en su caminar desde la fe, y, al mismo tiempo, la cultura catalana abrirá nuevas posibilidades de crecimiento y desarrollo del carisma.

El Espíritu ha abierto estos nuevos caminos. Él ha creado las condiciones para que esta obra se vaya dando. Lo que se ha hecho no ha sido otra cosa más que responder al Soplo del Espíritu a fin de que Vilaseca regrese a Cataluña, por medio de sus hijos. ¡Adelante, siempre adelante, pues lo quiere san José.

P. Miguel Guillén Peña, m. j. y P. Miguel Ángel Ojeda, m. j.

sábado, 21 de enero de 2012

Proclama de los siete domingos a San José 2012 en San Fernando

Comienzan los siete domingos a San José

El próximo 5 de Febrero nuestra Esclavitud comienza un año más los tradicionales Siete Domingos de San José. Los cultos se iniciarán a las 18:50 con el rezo del correspondiente Dolor y Gozo de San José, seguido de las Letanías josefinas para concluir con la Eucaristía de 19 horas.

Los cultos se desarrollarán además los domingos 12, 19 y 26 del mismo mes, y los domingos 4, 11 y 18 de Marzo, con arreglo al mismo horario.

Tomado de:

http://www.patronsanjose.net/Noticias/noticias.htm

viernes, 20 de enero de 2012

San José el santo de la acción en el silencio

San José sin decir nada, lo hizo todo

“San José no nos dejó ninguna palabra. Nos regaló su silencio y su ejemplo de hombre justo, trabajador, esposo, padre y educador” (L. Boff). En la sociedad da la impresión, y espero en verdad equivocarme, de que damos más importancia a las palabras que a los hechos. Las palabras lo invaden todo, dicen lo que es y no es. Hablan de cosas que es bueno saber, pero otras veces, al contrario, esconden otras ideas. No sólo, sino que a veces es más lo que esconden que lo que representan. Y discutimos demasiado y al final hasta nos olvidamos que las palabras son un signo, y no son la realidad. Qué bueno que José no haya hablado, para que también en nuestras vidas sea importante lo que decimos y sea también importante callarnos, escuchar, pensar. José tuvo un sueño, pero, sin reducir el sueño a palabras, hizo de su sueño una realidad. Él colaboró con sus decisiones a que el sueño se transformara en realidad. Es curioso que José no respondiera ni siquiera con un “Sí” a lo que le pedía Dios, sin decir nada, lo hizo todo. Gracias José por tu ejemplo de silencio activo.

Padre Jesús Berrizbeitia. Ene 20, 2012

Tomado de:

http://movimientodearcoiris.org/diocesis.php?action=ver_cattema&id=14


San José

Como tú (Canto a San José)

Himno a San José (Popular en Chile)

Fan de San José

San José abriga a la Virgen María, en su vestimenta

Meditación Papa Francisco sobre la Sagrada Familia 28dic2014

Maestro de fe (Canto a San José)

Atento a Dios (Versión CD)

¡Enséñame José!

Magníficat de San José

¡Abbá José!

¡Tú eres un nuevo José!

)

Hijo de Dios, hijo de José

Video: invitación fiesta de San José en San Esteban

Himno a San José

Súplica a San José, custodio y padre

Canto de ofertorio misa de San José: Pan y Vino

Mañanitas a San José

Canto a San José: 'Tu justicia

21feb2014 Modelo de amor al Señor (Canto a San José)

Entrevista con uno de los grandes especialistas del Centro Josefino Español

Homilía de apertura del XI Simposio Internacional sobre San José

Entrevista de Radio Vaticano con ocasión del XI Simposio Internacional sobre San José

Palabras de Bienvenida del Obispo de Ciudad Guzmán

Primer día del Simposio Internacional sobre San José

Video: Protector de la vida (Canto a San José)

San José en el escudo del Papa Francisco

Duerme (Canto a San José)

Canto: El silencio de San José

Fiesta de San José en el Cuzco 2012

Video: Fiesta de San José 2012 en la Parroquia de San Esteban

¡Grande eres, José!

Video: Vamos a Jugar señor San José (Canto)

Video: Plegaria, canto a San José

Video: Canto a San José del Ministerio de Música Cristo Rey

Video: José de María inseparable

En casa de José de Nazaret

Casita de Nazaret (Canto a la Sagrada Familia)

Recordando a un gran apostol de San José. 100 años de su pascua al Padre

Jóvenes de San José

¿Qué decir? (Canto a San José)

Un fragmento de la obra "Canción de José"

San José una fuente de inspiración la vocación a la paternidad

La fuente número 100 del Vaticano, dedicada a San José

Carpintería José (Canto a San José)

Joven Nazareno (Canto a San José)

San José (Canto a San José)

Video: Villancico de José

Video: San José, una historia de amor (Canto a San José)

Video: Tu mirada (Canto a San José)

En el Jubileo de los 100 años de un gran apóstol de San José, II Parte

En el Jubileo de 100 años de la partida de un apóstol de San José

Imágenes X Simposio Internacional sobre San José 2009

San José en el Simposio Internacional de Kevelaer 2005

San José en la pintura de Ricardo González Copado

San José en 'El pulso de la fe'

Conversación con San José / Rozmowa ze Świętym Józefem

Audio: La virtud de San José

Video: San José, un hombre, un santo

Video: 18 de marzo de 2009 Meditación Josefina en el rezo de Vísperas de Benedicto XVI

Video: 19 de marzo de 2009 Palabra de vida dedicada a San José por el P. Jesús Higueras

Video: 19 de marzo de 2009 La actualidad de San José. Por José Luis Navas

Canto: 'Carpintero'. Un canto del cantautor católico Felipe Gómez

Benedicto XVI, Misa del 19 de marzo de 2009. Viaje Camerún-Angola.

IPH, Podcast