jueves, 29 de abril de 2010

Un óleo sobre San José entre las obras recuperadas de arte colonial


Recuperadas cuatro obras de arte colonial

En el marco de la Campaña Contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, la Policía Nacional, a través de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol DIJIN, recuperó cuatro óleos que datan entre del siglo XVII y XVIII, avaluados alrededor de quinientos millones de pesos.

Bogotá, abril de 2010. Las pinturas de ‘Arcángel’, ‘Virgen de Monguí’, ‘San José’ y ‘Custodia con pedestal’, que habían sido hurtadas en el año 2007 de una colección particular, fueron encontradas el pasado 27 de abril en el barrio 20 de Julio al sur de Bogotá. Investigadores adscritos al Grupo de Delitos contra el Patrimonio Cultural las ubicaron en una residencia, donde se encontraban escondidas entre los tendidos de una cama.

Juan Luis Isaza Londoño, director de Patrimonio del Ministerio de Cultura, afirmó: “El patrimonio religioso está en la mira de la delincuencia organizada; tipologías como las pinturas, las esculturas, los objetos de culto, son las más apetecidas por quienes comercian con la memoria del país. Estas obras están protegidas por la Legislación colombiana; son Bienes de Interés Cultural del Ámbito Nacional, según la Resolución 0395 de 2006”

Estas acciones demuestran el compromiso de la Policía Nacional, entidad que forma parte del Convenio Interadministrativo de Cooperación N° 1881-01/05, para contrarrestar el tráfico ilícito de bienes culturales, en la recuperación del patrimonio que es sustraído de sus lugares de origen, comercializado ilegalmente al interior del país, y muchas veces exportado sin el cumplimiento de los permisos establecidos por la ley.

Las obras recuperadas:

1. Arcángel, sin fecha, óleo sobre lienzo, 48x38 cm.
2. Virgen de Monguí, sin fecha, óleo sobre lienzo, 96X69 cm. Incluido marco de madera con incrustaciones de nácar.
3. San José, la Virgen y el Niño, sin fecha, óleo sobre lienzo, 129.5 x 81.5 cm.
4. Custodia sobre pedestal, sin fecha, óleo sobre lienzo pegado a madera, 109x83.5 cm.
.
Las obras pretendían ser comercializadas fuera del país evadiendo los controles en los aeropuertos y zonas fronterizas.

Campaña Nacional Contra el Tráfico Ilícito

Para facilitar la búsqueda y recuperación de bienes del patrimonio cultural robado, y, para cumplir con el objetivo de la Campaña Nacional Contra el Tráfico Ilícito de proteger el patrimonio cultural de todos los colombianos, es muy importante realizar los siguientes pasos:
.
1) Denunciar ante la Policía Nacional el robo de las obras.

2) Informar a la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura sobre el hecho, adjuntando la denuncia, fotografías y los datos técnicos de la obra (título, autor, época, técnica, dimensiones).

Esta información es de vital importancia para divulgar la noticia ante las instancias competentes y remitir la información a INTERPOL, quienes son los encargados de generar una alerta en todas sus oficinas en el mundo.

Fotografías cortesía de la Policía Nacional

Para mayor informes comuníquese con el Grupo de Divulgación y Prensa – MinCulturaCatalina Hoyos Vásquez – Valentina Lara Suárez
Teléfono: 3424100 Ext. 3148 – 3147 Bogotá


Tomado de:

29 de abril de 2010

sábado, 17 de abril de 2010

Crónica del III Encuentro de la Familia Josefina


III Encuentro de la Familia Josefina

El pasado sábado 17 de abril de 2010 nos reunimos en la Parroquia de Santa María Magdalena Chilchotla los miembros de la Familia Josefina. Laicos y laicas Josefinos, Hermanas Josefinas y Misioneros de San José nos dimos cita de cuatro parroquias: Mazatlán Villa de Flores, Huautla de Jiménez, Huehuetlán y la parroquia de Santa María Magdalena que en esta ocasión nos recibió. Tuvimos la gracia de tener, en este encuentro, a hermanos y hermanas de distintas comunidades de la Sierra Mazateca que comparten con nosotros la espiritualidad josefina heredada de Nuestro Fundador.

En esta ocasión tuvimos la oportunidad de compartir como tema que animó nuestra jornada: El Padre Vilaseca y su devoción a San José.

A lo largo de la mañana descubrimos a José María Vilaseca como gran promotor de la devoción a San José en varios momentos de su vida, entre ellos: la publicación de El Propagador de la Devoción a San José, la Fundación de los Institutos Josefinos, la creación de la Asociación Universal de San José y de otros detalles que mostraron ese amor profundo por el Protector de la Iglesia.

Por medio de cantos, temas y dinámicas pudimos ir conociendo junto con los niños, los jóvenes y adultos, varias facetas del amor que el Padre Vilaseca tuvo hacia el esposo de María. El lema que animó nuestra Jornada fue: Con Jesús, José y María vivamos en paz y alegría.

En este III Encuentro de la Familia Josefina de la Sierra Mazateca animaron la misa dos coros: El Coro de la Parroquia de Santa María Chilchotla y el Coro Ángeles de Dios compuesto por niños y jóvenes de Loma Chilar y Villa Alta.

El próximo Encuentro de la Familia Josefina lo tendremos, Dios mediante, en Julio de 2011 en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Mazatlán Villa de Flores.

Le pido a Dios que estos encuentros nos lleven no sólo a conocer más detalles de nuestro patrono sino sobre todo nos concedan imitar más sus virtudes en medio de nuestro pueblo mazateco.

P. Óscar Alejandro Hernández Zavala, m. j.

jueves, 15 de abril de 2010

Invitación al III Encuentro de la Familia Josefina en Santa María Chilchotla


III Encuentro de la Familia Josefina en la Sierra Mazateca

Las Hermanas Josefinas, los Misioneros de San José y los Laicos Josefinos te invitamos para que el próximo sábado 17 de abril de 2010 a las 9: 00 de la mañana nos acompañes en la Parroquia de Santa María Chilchotla a celebrar el III Encuentro de la Familia Josefina.

Ven y comparte con otros hermanos y hermanas en un ambiente de convivencia, canto, reflexión y oración.

En este III Encuentro de la Familia Josefina descubriremos la figura del Padre Vilaseca como modelo de amor al Esposo de María.
.
¡Te esperamos!

miércoles, 14 de abril de 2010

San José y el Padre Vilaseca


Así era la devoción del padre Vilaseca a San José

Dios me dio el nombre de José

El primer nombre que recibió el padre Vilaseca en el bautismo fue: José. y él mismo dice que no fue la casualidad, sino Dios, cuya providencia se extiende a todo, quien me dio el nombre. Y, ¿para qué fin? A no dudarlo para que con el ejemplo de mi santo patrón me enardeciese en el servicio y en el amor de Dios. Por consiguiente, debo imitar a mi santo patrón, pues que Dios lo quiere.

Tomé como padrino de mi primera Misa a señor San José

Recibió la ordenación sacerdotal el 20 de diciembre de 1856. Al celebrar su primera misa, con profunda devoción exclama: Tomé como padrino de mi primera Misa a señor San José.

La gracia de María

El P. Vilaseca escribió varios libros sobre la Virgen María para defenderla de los ataques de los protestantes: Explicación del Ave María y de la Salve, ¿Quién es María la Madre de Dios?, María siempre virgen, Vida de la inmaculada y divina María. El P. Vilaseca reflexiona sobre lo que ha hecho por María y concluye: siempre lo hemos creído, repetimos, que la gracia que Ella, amorosa y como agradecida, nos concediera, y que ha sido para nosotros de las más queridas, fue sin duda alguna, el habernos comunicado un grande amor hacia su purísimo y virginal esposo el señor San José; y, juntamente con él, haber sentido dentro de nosotros mismos grandes deseos de darlo a conocer a todos los habitantes del mundo, si esto nos fuese concedido.

El Propagador de la devoción al señor San José ya la Sagrada Familia

El 8 de diciembre de 1870 Pío IX declara a San José como Patrono de la Iglesia católica. En marzo de 1871 el P. Vilaseca predica el mes de San José en la iglesia de san Vicente de Paúl a las Hermanas de la Caridad, las hijas de María y sus educandas. Estos hechos encenderían el fuego que ardería toda su vida y que luego comunicaría a sus hijos e hijas, ahí descubre con toda claridad su vocación: estaba llamado a ser en México: apóstol de San José. A partir de ese momento su amor a San José lo desborda. Inicia las obras de San José.

Muy pronto se dejarán ver los frutos de este mes de marzo. Con sus apuntes de este tiempo escribe su primer libro sobre el santo Patriarca: Quién es José y se propone publicar El Propagador de la devoción al señor San José y a la Sagrada Familia, al que da inicio el 19 de julio de 1871. Su objetivo es que sus lectores se dediquen a propagar por todas partes, cada uno en su esfera y según sus medios, la devoción a San José ya la Sagrada Familia. Era una obra que se antojaba imposible, pero el señor San José lo quería.

La Asociación universal del señor San José.

Nace en marzo de 1872, también en la Iglesia de san Vicente de Paúl, por un pensamiento, que concebimos en una gran, fiesta del santo, y que, por otra parte, es para nosotros el cumplimiento de un voto que hicimos a Dios en caso de que bendijera la publicación de El Propagador. La Asociación tendría por objeto la obra de las vocaciones sacerdotales y pedir a Dios por el triunfo de la santa Iglesia y de propagar por todas partes, cada uno en su esfera y según sus medios, la devoción a San José ya la Sagrada Familia.

Colegio Clerical del Señor San José

La formación de los sacerdotes la confía el P. Vilaseca a San José, por eso, de acuerdo con sus superiores y el Arzobispo de México, el 19 de septiembre de 1872, con 12 niños, ante la imagen de San José funda un seminario al que llama Colegio Clerical del Señor San José, y para sostenerlo se vale de la revista y de la Asociación. Estaba persuadido que así como el señor San José conservó a Jesús ya María, así salvará ahora la santa Iglesia mexicana, dándole buenos y santos sacerdotes, sacerdotes sabios.

Misioneros Josefinos

El P. Vilaseca se propuso dar sacerdotes a México, pero no se trataba de que las diócesis tuvieran un sacerdote más, sino de hacer de cada sacerdote que salga de su colegio un misionero del señor San José que tome a pecho predicar por doquiera sus glorias, gracias y excelencias, dignidad y demás prerrogativas.

También quiere que sean misioneros: Como con las misiones que hicimos en diferentes Diócesis, pudimos apreciar un poco el gran número de indios salvajes e infieles que todavía rodean a la República mexicana, casi por todas partes ...antes de concluir el discurso de la apertura del Clerical, por medio de un sentimiento que no fuimos capaces de resistir, hicimos fervientes votos al señor San José, para que aquel Clerical que desde entonces comenzaba a su honor y gloria, pudiese por medio de su poderosísima protección, enviar a su debido tiempo a algunos de sus hijos, para que misionaran a tantos infieles, y por su medio se consolara nuestra afligida Iglesia mexicana, con la recepción de sus nuevos hijos. Tal fue la primera idea que tuvimos sobre la fundación de los Misioneros del Señor San José!

Hermanas Josefinas

Un mes después de establecido el Colegio Clerical del Señor San José, por una serie de circunstancias que según nuestro modo de ver, tienen también un no se qué de milagrosas, pusimos los cimientos del Instituto de las Hijas de María Josefinas, colocando al frente de tres niñas a la señorita doña Cesárea de Esparza y Dávalos, la cual abrió su primera escuela en la calle de San Ramón... En poco tiempo se unieron otras niñas deseosas de hacer el bien como ella lo hacía, a favor de la juventud, y consagrándose a Dios hasta el número de diez, comenzaron a llamarse desde entonces, Hijas de María de Señor San José, y en poco más de seis meses se encontró que instruían y educaban en sus escuelas a más de trescientas niñas, enseñando especialmente según sus reglas, el modo de amar a Dios.

El destierro

Apenas comenzaban a existir las obras de San José, yen 1873 el p. Vilaseca será expulsado de México. En esta ocasión Vilaseca manifiesta su confianza en San José: Teniendo la incomparable dicha de salir expulsos del territorio mexicano por la fe de Jesucristo, anunciamos a nuestros suscriptores al Propagador ya los miembros de la Asociación universal, que seguirá ocupando nuestro lugar, haciendo nuestras veces, el apreciable joven don Carlos de Jesús Mejía, quien por haber sido nuestro secretario particular, está al tanto de todo, y tenemos la confianza de que hará marchar la obra del señor San José, pues estamos seguros que obrará en todo según nuestras instrucciones.

El Pontífice de José

En 1874 visita al Papa y le dedica un tomo del Propagador: Los devotos josefinos mexicanos, al Pontífice de José, Pío IX, le ofrecen "El Propagador de la devoción al señor San José ya la Sagrada Familia". ¡Cómo! repuso bondadosamente el Papa, si soy el Pontífice de la Inmaculada Concepción. Entonces, haciéndole notar lo que ha hecho para ensalzar las glorias del señor San José, cómo ha invocado su auxilio en unas de sus encíclicas, inmediatamente después del de María, y primero que el de los apóstoles san Pedro y san Pablo; es verdad, exclamó, soy el Pontífice de José, por haberle declarado protector de la Iglesia universal. Entonces el Papa, con la bondad que le caracteriza, tomando la pluma escribió lo siguiente: "Día 28 de febrero de 1874. El Señor os bendiga, la santísima Virgen os proteja y su esposo José os asista en vida y en muerte. Pío IX".

Patente milagro del Señor San José

Desde que salió expulsado de México, siempre creyó que su expulsión no sería definitiva, pues confiaba en San José: todos creían nuestra vuelta como imposible; pero aquel Dios que cambia en un instante los corazones de los hombres, así como introdujo en el nuestro la esperanza de que San José, por medio de un milagro, si fuere necesario, arreglaría nuestra vuelta a su debido tiempo, así también por una serie de resortes y comunicaciones que seria largo referir, nos fue concedida la entrada de nuevo en un país que tanto hemos querido siempre.

San José de la Asociación


Parecía imposible la vuelta del padre Vilaseca a México, pero: Cuando nuestra vuelta parecía más imposible, cuando era considerada por todos como una quimera, y cuando en realidad de verdad nuestra causa podemos decir que era del todo desesperada, entonces, repetimos, acudimos con el mayor fervor posible a la mediación del santísimo esposo virginal de María, prometiéndole hacer arder a nuestra cuenta, por el espacio de un año, catorce lámparas, en memoria y para honra de sus dolores y gozos, así como en gratitud a la gracia recibida. Ahora bien: el santo hizo nuestro ruego... Para cumplir su promesa pondrá a la veneración de los fieles la imagen de San José de la Asociación, que posteriormente se conocerá como San José de la Misión, que se encuentra en la parroquia de la Sagrada Familia de Santa María la Ribera.

San José del Buen Consejo

Apenas iban tomando su cauce las obras de San José, cuando llegó una nueva prueba, ahora de parte de los superiores de la Congregación de la Misión que pedían al padre Vilaseca dejar a las Josefinas y dedicarse solamente al Colegio clerical. Serían meses de intercambio de cartas y de dolores internos. Finalmente cuando había que tomar la decisión final, el arzobispo pide a Vilaseca que antes de resolverse nada, se pasarían tres días en la oración, pidiéndole al señor San José un buen consejo para obrar con el debido acierto en negocio tan arduo, tan difícil, tan espinoso y de consecuencias tan trascendentales. Vilaseca con las josefinas y los alumnos del Clerical oran ante una imagen milagrosa del señor San José que desde ese día se le llama del Buen Consejo. Al terminar el triduo el padre Vilaseca escucharía del arzobispo: Verdaderamente, Padre Vilaseca, vuestra separación de la Congregación de San Vicente de Paúl es la voluntad de Dios. Así, el día 25 de enero del año de 1877, dirá el padre Vilaseca: Me postré a los pies del señor san José bajo el título del Buen Consejo, y desde entonces dejé los votos que tenía en la Congregación de la Misión y, en aquel mismo momento o instante, pronuncié los votos como fundador del Instituto de Señor San José.

¡Adelante, y siempre adelante, pues lo quiere san José!

En 1885, el arzobispo pidió al padre Vilaseca entregar el Colegio Clerical al padre Antonio Plancarte. Cuando terminó de leer el documento en que le comunicaban la noticia, exclamó: ¡Bendito sea Dios!,hijo mío, ¡ha llegado la hora de formarnos convenientemente en la Iglesia y de Dios! ¡Adelante, y siempre adelante, pues lo quiere San José!

Haz tú mi negocio y yo haré el tuyo

El padre Vilaseca tiene que padecer muchas pruebas y tribulaciones, pero en medio de las pruebas siempre acude a San José: yo, encontrándome en aflicción tan suma, no pude menos que volverme a San José y decirle: "Haz tú mi negocio y yo haré el tuyo". y desde entonces comprendí que el negocio que el señor San José quería que le hiciera era que todos trabajáramos de común acuerdo para su honra y gloria, para darlo a conocer más y más por todas partes, de modo que todo el universo lo adorara, lo honrara y glorificara, de una manera semejante a María.

San José se saldrá con la suya

El padre Vilaseca palpa la protección de San José en sus muchos trabajos. Esto le hace exclamar. Comenzarán a sentir aflicciones, trabajos, penas que uno apenas sabe referir lo que son, pero no nos ilusionemos, recibamos todo esto para aumentar todo a la mayor honra y gloria del señor San José; trabajemos, pues, con todas nuestras fuerzas, y yo les aseguro que el señor San José se saldrá con la suya.

Templo de la Sagrada Familia

Después de muchos trabajos y tragos amargos, al recibir la aprobación de los Institutos Josefinos, el padre Vilaseca cumple un voto que hiciera a San José, que si recibía la aprobación, construiría en su honor un templo. Esta obra la comienza en 1899. Allí celebra sus bodas de oro sacerdotales en 1906 y el templo es dedicado a la Sagrada Familia, como testimonio del gran amor del padre Vilaseca a Jesús, María y José.

P. Salvador Osnaya Velázquez, mj.

Tomado de:

El Propagador de la Devoción al señor San José, Año CXXXIX, n. 4, Abril 2010, pp. 2-6.

sábado, 10 de abril de 2010

Jesús, María y José animan a la familia josefina


Imagen y pensamiento del Calendario Josefino (abril)

Jesús, María u José acompañan y animan con su presencia protectora la obra evangelizadora de la Familia Josefina.

Imagen y pensamiento tomado de:

Calendario Josefino 2010 (abril) que aparece en El Propagador de la devoción al señor San José, año CXXXVIII, n. 10, Noviembre/Diciembre, 2009.

miércoles, 7 de abril de 2010

Letra de Canto dedicado al P. Vilaseca apóstol de San José


Siempre Vivo

(Huautla de Jiménez, 30 de marzo de 2010)

La hora de tu Pascua ya llegó,
tu barca rema hacia la eternidad.
El grano en la tierra ya murió:
encontrarás por siempre la felicidad.

Jesús, María y José
en tu viaje eterno te acompañarán.
Jesús, María y José
en todo camino conmigo irán.

Con el pobre y humilde sentirás,
y a todos tú nos pides ese amor.
Sabemos que tú siempre vivirás
en el gesto de darnos siempre al Señor

En San José encontraste un protector,
un modelo de vida, de humildad.
Valioso ejemplo de entrega al Señor,
de fe, confianza, amor, de luz, y castidad.

P. Óscar Alejandro, m. j.

sábado, 3 de abril de 2010

100 años de la Pascua de un gran propagador de la figura de San José


Un breve pensamiento en el Centenario
de la pascua de un gran apóstol de San José

La afirmación del P. José María Vilaseca, en la postrimería de su existencia terrenal, ese significativo ‘sí’, al serle notificada la bendición del Papa; esa última palabra salida de sus moribundos labios, es la clara conciencia de haber hecho siempre y en todo la voluntad de Dios; por lo cual su representante en la tierra lo bendecía; como si Jesús, María y José le dijeran: “Bien, siervo bueno y fiel… entra en el gozo de tu Señor!” (Mateo 25, 21).

Los Institutos Josefinos se alegran en esta ocasión al considerar las palabras de la Carta a los Hebreos que se refieren a Cristo Jesús, pero que, en algún modo, pueden referirse al P. Vilaseca: “Teniendo un sumo sacerdote que penetró y está en los cielos, Jesús, el Hijo de Dios, mantengamos firme la fe que profesamos.” (Hebreos 4, 14).

Monseñor Hermenegildo Ramírez Sánchez, m. j.
Obispo Emerito de Huautla de Jiménez, Oaxaca.

jueves, 1 de abril de 2010

Índice de: El Propagador de la Devoción al señor San José (abril 2010)


El Propagador de la Devoción al señor San José (abril de 2010)

Te ofrezco, a continuación, el índice y la portada de una revista josefina mexicana: El Propagador de la devoción al Señor San José. Revista iniciada en la Ciudad de México (1871) por el Fundador de los Misioneros de San José (19/IX/1872) el Padre José María Vilaseca (1831-1910). Es la publicación más antigua de México. El índice corresponde al Año CXXXIX, N. 4, abril de 2010.

Este número está completamente dedicado al P. Vilaseca en el Centenario de su muerte (3 de abril de 1910).

1 Editorial.
2 Así era la devoción del padre Vilaseca a San José. P. Salvador Osnaya Velásquez, m. j.
7 Al Cielo. Luis Gonzaga Beltrán
14 Composición al Padre Vilaseca.
11 El agua del padre Vilaseca.
12 Sermón sobre el p. José María Vilaseca en 1960 por Ángel María Garibay K.
23 Portada del Propagador del 1 de Mayo de 1910 dedicado a la memoria del Padre Vilaseca.
24 La pascua del padre Vilaseca. P. Ambrosio García Moreno, m. j.

San José

Como tú (Canto a San José)

Himno a San José (Popular en Chile)

Fan de San José

San José abriga a la Virgen María, en su vestimenta

Meditación Papa Francisco sobre la Sagrada Familia 28dic2014

Maestro de fe (Canto a San José)

Atento a Dios (Versión CD)

¡Enséñame José!

Magníficat de San José

¡Abbá José!

¡Tú eres un nuevo José!

)

Hijo de Dios, hijo de José

Video: invitación fiesta de San José en San Esteban

Himno a San José

Súplica a San José, custodio y padre

Canto de ofertorio misa de San José: Pan y Vino

Mañanitas a San José

Canto a San José: 'Tu justicia

21feb2014 Modelo de amor al Señor (Canto a San José)

Entrevista con uno de los grandes especialistas del Centro Josefino Español

Homilía de apertura del XI Simposio Internacional sobre San José

Entrevista de Radio Vaticano con ocasión del XI Simposio Internacional sobre San José

Palabras de Bienvenida del Obispo de Ciudad Guzmán

Primer día del Simposio Internacional sobre San José

Video: Protector de la vida (Canto a San José)

San José en el escudo del Papa Francisco

Duerme (Canto a San José)

Canto: El silencio de San José

Fiesta de San José en el Cuzco 2012

Video: Fiesta de San José 2012 en la Parroquia de San Esteban

¡Grande eres, José!

Video: Vamos a Jugar señor San José (Canto)

Video: Plegaria, canto a San José

Video: Canto a San José del Ministerio de Música Cristo Rey

Video: José de María inseparable

En casa de José de Nazaret

Casita de Nazaret (Canto a la Sagrada Familia)

Recordando a un gran apostol de San José. 100 años de su pascua al Padre

Jóvenes de San José

¿Qué decir? (Canto a San José)

Un fragmento de la obra "Canción de José"

San José una fuente de inspiración la vocación a la paternidad

La fuente número 100 del Vaticano, dedicada a San José

Carpintería José (Canto a San José)

Joven Nazareno (Canto a San José)

San José (Canto a San José)

Video: Villancico de José

Video: San José, una historia de amor (Canto a San José)

Video: Tu mirada (Canto a San José)

En el Jubileo de los 100 años de un gran apóstol de San José, II Parte

En el Jubileo de 100 años de la partida de un apóstol de San José

Imágenes X Simposio Internacional sobre San José 2009

San José en el Simposio Internacional de Kevelaer 2005

San José en la pintura de Ricardo González Copado

San José en 'El pulso de la fe'

Conversación con San José / Rozmowa ze Świętym Józefem

Audio: La virtud de San José

Video: San José, un hombre, un santo

Video: 18 de marzo de 2009 Meditación Josefina en el rezo de Vísperas de Benedicto XVI

Video: 19 de marzo de 2009 Palabra de vida dedicada a San José por el P. Jesús Higueras

Video: 19 de marzo de 2009 La actualidad de San José. Por José Luis Navas

Canto: 'Carpintero'. Un canto del cantautor católico Felipe Gómez

Benedicto XVI, Misa del 19 de marzo de 2009. Viaje Camerún-Angola.

IPH, Podcast