viernes, 31 de diciembre de 2010

Índice: Estudios Josefinos (julio-diciembre 2010)

Estudios Josefinos, año 64, julio-diciembre 2010, n 128.

Sumario

Estudios

pp. 157-181 Ignacy Soler, La educación de Jesucristo.

pp. 183-208 Miguel Ángel Aguilar Manríquez, De los márgenes del Nilo a los márgenes del Imperio (Exigencias ético sociales del Patrocinio de San José. Estudio bíblico de Mateo 2, 13-23).

pp. 209-242 Pedro Beteta López, San José desde la Anunciación hasta el final de la Visitación.

pp. 243-252 Tarcisio Stramare, osj, León XIII un gran Papa josefino.

Documentación pontificia

pp. 253-260 La fuente de San José en el Vaticano

Información

261-270 El Centro Josefino Español.

Recensiones

pp. 270-279 Obras josefinas y marianas.

pp. 279-305 Otras obras.

pp. 309-311 Índice general del volumen 64 (2010)

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Índice: Estudios Josefinos (Enero-Junio 2010)

Estudios Josefinos, año 64, enero-junio 2010, n 127.

Sumario

Estudios

pp. 3-21 Tarcisio Stramare, En el Vigésimo aniversario de la Redemptoris Custos

pp. 23-50 Guillermo Pons Pons, San José y su misión de paternidad y crianza de Jesús. Testimonio de escritores patrísticos y de escritores del Primer Milenio.

pp. 51-71 Sandra de Arriba Cantero, San José patrono de la Milicia y de la Monarquía. Una consecuencia devocional e iconográfica de su advocación como Redemptoris Custos.

pp. 73-113 Germán Rovira Tarazona, San José, ejemplo del ciudadano para la Sociedad.

Documentación pontificia

pp. 115-119 I Salvaguardar la familia en el matrimonio

pp. 119-12 II Felicitación al Papa en el día de su santo.

Recensiones

pp. 123-132 Obras josefinas y marianas.

pp. 133-155 Otras obras.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Recordando a un gran apostol de San José en la clausura de su Jubileo


Clausura del Jubileo 2010 'Vilaseca Vive',
a 100 años del encuentro con el Padre

Ya puedes ver, en El Canal de San José, el video de la clausura del Jubileo 2010, 'Vilaseca Vive'. Para este acto contamos con la presencia de Monseñor Román Casanova, Obispo de Vic en Barcelona, España.

Puedes encontrar el video en la siguiente dirección:


O al final de las entradas de cada día de este diario de Actualidades Josefinas.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

En Barcelona "Jóvenes de San José" invitan a orar por el Papa


Barcelona: “Jóvenes de San José” convoca a orar por Benedicto XVI

La asociación Jóvenes de San José convoca a un rosario por el resultado de la visita pastoral de Juan Pablo II a Barcelona, España.

Estos jóvenes denuncian a ZENIT que ha habido muchos medios que han anunciado que esta convocatoria a orar se había anulado, lo que ha creado confusión. Piden apoyo para “poder llegar a los católicos de Barcelona”.

El presidente de esta asociación benéfica Marcos Vera Pérez (ver: http://www.zenit.org/article-26803?l=spanish), ha escrito una nota confirmando el acto al aire libre para el 4 de noviembre, día de san Carlos Borromeo.

La oración mariana se llevará a cabo en la Plaza de la Catedral con el objeto de pedir “por las intenciones y la persona del Padre Santo, nuestro queridísimo Benedicto XVI”.

El motivo de estos jóvenes, aclaran, no es el odio a los provocadores, que en estos días se manifiestan contra la visita del Papa: “Somos ajenos a esta postura en su totalidad”.

“Nuestro único objetivo es la caridad, el amor al hermano, nuestro único objetivo es el de llevar el Evangelio a las calles de nuestra ciudad condal, y para ello no queremos escasear en medios, ‘pobre de mí, si no predico el Evangelio’”.

“Nuestra postura se parece más bien a otra, quizá a la del reverendo Nick Donnelly diácono de la diócesis de Lancaster, creador del sitio Protect the Pope, a raíz de los ataques a la persona del Santo Padre en su visita a Reino Unido”.

“No queremos ningún tipo de confrontación con otros grupos, no queremos medir nuestras fuerzas con nadie, nuestra manifestación no va contra nada, no es un no a nada, todo lo contrario, esta manifestación es un sí, un gran sí por la persona del Papa y todo aquello que representa”.

“Recordad las palabras de Juan Pablo II al inicio de su pontificado --dice su presidente a los jóvenes de la asociación-: ‘¡No temáis! ¡Abrid más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo!’ porque como nos recuerda hoy el actual sucesor de San Pedro: ‘Quien deja entrar a Cristo no pierde nada, nada, absolutamente nada, de lo que hace la vida libre, bella y grande’”.

Y concluye su mensaje de convocatoria invitando a todos los barceloneses de buena voluntad, recordándoles “el anhelo misionero del beato José Samsó Elías, al que elegimos como nuestro protector e intercesor delante del Señor para que la manifestación del próximo día 4 de noviembre sea toda ella a mayor gloria de Dios y sirva para mover bendiciones celestiales sobre la persona y la obra del papa Benedicto XVI”.
.
Barcelona, miércoles 3 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).

Tomado de:

lunes, 6 de septiembre de 2010

Un nuevo video en: El Canal de San José


¿Qué decir? (Canto a San José)

Te comparto el canto, ¿Qué decir?, que el Señor me permitió componer en Santiago de Chile, el 04 de agosto de 2004.

Este es un sencillo blues que presenta de manera simple la gran misión que José tuvo al servicio del Hijo de Dios. En la primera parte del canto juego con la ironía de muchos que dicen que de José conocemos poco, y otras frases comunes que nos harían pensar que el papel de José no vale mucho... para después destacar, en la segunda parte de esta sencilla composición, su gran misión.

El video también lo puedes ver, junto a otros videos dedicados al carpintero de Nazaret, en: El Canal de San José:

www.youtube.com/oscarmj2009

O bien encuentra el video al final de las entradas de este diario de Actualidades Josefinas.

¿Qué decir?

(Santiago de Chile, 4 agosto 2004)

Se dice que no te conocen.
Que: “poco puedes decir”.
No’más serviste a un pequeño,
a su madre, y ¿qué añadir?

Que si bien: tu fuiste humilde,
silencioso y buen señor,
tu papel fue algo valioso
y tuviste poco amor.

Pero yo estoy convencido
que tu ejemplo es verdad,
y no eres un personaje
sólo de la Navidad.

Serviste a Dios por entero,
caminaste en su luz,
y los siglos te han mirado
como padre de Jesús.

Es poco lo que te digo
en este blues hecho canción,
te estoy hablando de un hombre
que se dio de corazón.

Es importante imitarlo
por su amor, su vida y fe.
Y si no sabes su nombre:
¡sólo llámalo José!
¡Sólo llámalo José!
Ti, ti, ti, ti, ri,
¡Sólo llámalo José!
Ti, ti, ti, ti, ri,
¡Sólo llámalo José!
Ti, ti, ti, ti, ri, ti
¡Sólo llámalo Joseeeeeé!
¡Sólo llámalo José!

Ti, ti, ti, ri, ti, ti, tiri.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Video: Jon Joven en "Canción de José"


Un fragmento de la obra: Canción de José

Ya puedes ver al final de las entradas de este blog de Actualidades Josefinas el video del canto: Ella no ha hecho nada malo, interpretado por Jon Jovem. quien interpreta el papel de San José en la obra musical: Canción de José.

Jon Jovem tiene una experiencia en Broadway, y fuera de esta ciudad espectáculo. Jon ha sido parte de la producción alemana: Miss Saigon donde hizo el papel de Thuy. En el rol de Freddy Einsford Hill, Jon dio nueva vida a la producción estadounidense de My first Lady. Él también fue parte de la producción Norte Americana del Pacífico Sur: West side story. En el escenario filipino, el fue parte de Himala, El Musical, donde hizo el papel principal de Orly, y en Noli Me tangere desempeño el rol de Crisóstomo Ibarra. Recibió su primera mención especial de la Academia para los premios de excelencia teatral de los premios FAMAS en el año 2004 y fue nominado: Mejor Actor en la interpretación musical (por Noli Me Tangere) en los Premios Aliw del 2005. En el Campeonato Mundial de Artes Escénicas (WCOPA) del 2006 en Hollywood, California, Jon Jovem ganó muchas medallas incluyendo una de oro por Broadway, dos de plata Pop y Opera y una placa de Campeón solista masculino en la categoría de Broadway.

Espero disfrutes esta interpretación de este talentoso artista filipino en nuestro blog o bien vayas al siguiente enlace:

.
Információn de Jon Joven tomada del original inglés:
.
.
Traducción del Inglés al español:
.
P. Óscar Alejandro, m. j.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Desde filipinas una obra musical entorno a la vida de San José


Con alegría te comparto la siguiente información:

Canción de José

Un musical sobre la vida, el amor, y muerte de San José

Una obra músical original en Inglés escrita y compuesta por Fides Cuyugan-Asensio y Raymond Roldán.
Interpretada por el Teatro Musical de Filipinas.

09 de octubre 2010
7:00 PM
LMHS Centro de Bellas Artes
2176 Lincoln Highway
Lancaster, PA 17602
.
Entradas a beneficio de los programas de la Parroquia San José.

Y respecto a esta obra dice lo siguiente:

“Canción de José” es una obra musical en Inglés, entorno a la vida de José y su santo amor por María. El musical fue patrocinado por los Oblatos de San José de la Provincia de Filipinas.

La obra musical fue representada en Manila, Filipinas, a inicios de este año y tocó los corazones, y las almas, de todos los que la vieron.

Debido a su éxito en Filipinas, la letrista, Fides Cuyugan-Asensio, y el compositor, Raymond Roldán, se mostraron alentados por el padre Rony B. Alkonga, Superior Provincial de los Oblatos de San José, para traer el espectáculo a los filipinos y sus amigos de habla Inglesa en los Estados Unidos.

Un pequeño grupo de filipinos de Lancaster vio el DVD de “Canción de José” y éstos fueron realmente conmovidos por los textos, la música, así como por el canto y la talentosa dramatización de los actores. Debido a esto ellos invitaron a la señora Asensio para incluir el condado de Lancaster en la gira del grupo de músicos y actores.

Mons. Thomas Smith, de la Parroquia San José de Lancaster ha acordado prestar el nombre de la parroquia a este digno proyecto copatrocinando la obra musical como un beneficio para ayudar a muchos programas de la iglesia.

Los filipinos en Lancaster confían que las dos horas de la obra musical los entretendrá y tocará sus corazones, de igual modo que lo más profundo de ellos fue conmovido.

Tomado de:

Traducción del Inglés:

P. Óscar Alejandro, m. j.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Recordando el nacimiento de 2 Congregaciones dedicadas a San José

.
Imagen y pensamiento del Calendario Josefino (Septiembre)
.
En medio de la pobreza, escombros y tormenta, el 19 de septiembre de 1872 el padre Vilaseca funda la Congregación de Misioneros de San José con doce niños, asemejando a los doce apóstoles de Jesucristo y el 22 de septiembre de 1872, a la Congregación de Hermanas Josefinas.

Imagen y pensamiento tomados de:

Calendario Josefino 2010 (septiembre) que aparece en El Propagador de la devoción al señor San José, año CXXXVIII, n. 10, Noviembre/Diciembre, 2009.

martes, 31 de agosto de 2010

San José un "mojado" por el Reino de Dios

Del Río Nilo al Río Bravo

Hacia una iluminación bíblico-pastoral del fenómeno migratorio desde la figura de José de Nazaret

En cierta ocasión, me llamó la atención una pintura de José y María huyendo de noche con el Niño Jesús; abajo tenía esta leyenda: Los primeros mojados. Tan vieja como la humanidad misma, la migración es un fenómeno importante y preocupante actualmente. Para muchos paisanos nuestros, la aventura de la emigración no siempre resulta grata. La Iglesia, como madre, discípula y misionera del Señor Jesús, no puede permanecer indiferente ante cualquier situación que sea fuente de dolor y de injusticia para sus hijos, en cuyos rostros descubre el rostro del Hijo por excelencia, y para quienes desea y está llamada a revelar el rostro del Amor por excelencia.

I. De la vista al corazón: una realidad desafiante

El fenómeno migratorio

Son diferentes las causas por las que alguien decide salir de su país o de su comunidad. Pero la mayor parte de los migrantes buscan mejorar su nivel de vida, remediar un poco su pobreza traducida en hambre y falta de vivienda digna. Tristemente, las discriminaciones y violaciones a los derechos humanos que viven los migrantes nos preocupan sólo en la medida en que nos tocan; nos duele cuando son los nuestros los deportados, los perseguidos, los humillados, los burlados, los escondidos.

En general, el migrante pobre —generalmente joven, rara vez anciano y cada vez más niño— viaja en condiciones precarias: poco dinero y abusivo cobro del coyote, insalubridad y cansancio, sudor, sed, hambre; bajo el riesgo de la clandestinidad. Una vez que logra cruzar la frontera, pasa de la ciudadanía a la ilegalidad y, en consecuencia, algo de su persona y su dignidad se pierden al no ser reconocidas.

Los "que se quedan"

La migración deja a veces un drama entre los que se quedan: esposos que hace 5, 10, 25 o más años salieron y no han regresado. Algunos siguen enviando dólares; otros desaparecieron después de una o dos llamadas; algunos murieron en el intento. En más de un caso, con o sin envío de dólares, la esposa sabe que el marido ya vive con otra mujer y nuevos hijos, y que quizá nunca volverá.

El único contacto que suele tener el migrante con su comunidad de origen es la llamada telefónica. Pero su estadía en el extranjero incide poco o nada en la vida comunitaria, pareciera que la solidaridad no existe fuera de los vínculos de la sangre.

II. Postrado en el polvo, reanímame con tu palabra (Salmo 119,25)

El pasaje de la huida a Egipto es muy conocido. Se encuentra en el capítulo dos del evangelio según san Mateo, que nos cuenta la búsqueda que unos sabios de Oriente hicieron para hallar al recién nacido Rey de los judíos. El rey Herodes, cruel y ambicioso, indaga el paradero del Niño para matarlo. Pero, alertado por un ángel, José toma a su esposa ya su Hijo, y huye a Egipto, protegido por el manto de la noche. Volverá tras la muerte de Herodes.

El pueblo y el Dios migrantes

Jesús asumió condición de migrante, como migrante fue el pueblo guiado por Moisés en el desierto y el Dios que los acompañó (Éxodo 13,17-22); como lo fueron sus antepasados, los grandes patriarcas, el primero de ellos Abraham, que se puso en camino de Ur en Mesopotamia hacia la tierra de Canaán (Génesis 12,1.4.6). Migrantes y -migrantes por hambre- fueron los hijos de Jacob, que llegaron a Egipto en busca de comida (Génesis 47,3-4). Migrantes fueron algunos de los defendidos por las denuncias de los profetas (por ejemplo, Ezequiel 22,7 y Jeremías 7,4-7). Migrante fue nuevamente Israel en el destierro de Babilonia, donde lloró su nostalgia con lamentos y deprecaciones (Salmo 137 y 125).

Y si una migración condujo a Israel a la esclavitud, una nueva migración lo devolvió a la libertad y lo hizo Pueblo de Dios: de Egipto a la tierra prometida (Éxodo 6,7-8; 24,7-8). La huida a Egipto nos pone en camino de una tierra herida por el pecado —y pecado estructural—, Egipto, hacia una tierra de crecimiento y humanización, Nazaret (ver Lucas 2,39-40), la tierra del reinado de Dios. Y ello, bajo la mirada contemplativa de San José.

La Sagrada Familia migrante

La huida y, por lo tanto, la migración a Egipto, no es un acontecimiento que el Evangelio atribuya sólo a José ya Jesús, sino también a María; implicó a toda la familia. Hay que notar además que José no es un rico comerciante que vaya a incrementar su fortuna; sólo cuenta con sus brazos, el conocimiento de su oficio y el amor a su Hijo ya su esposa.

San José, un "mojado" por el Reino de Dios

Por medio de este relato, el evangelista anticipa el relato de la Pasión. No puedo dejar de estremecerme ante este texto que nos muestra a Jesús ya sus padres, María y J osé, compartiendo el destino de destierro y persecución que sufren muchos de nuestros migrantes y sus defensores, compartiendo su destino de cruz, pues Herodes persigue a Jesús Niño por la misma causa que llevará a Jesús adulto al inhumano madero: ser «Rey de los Judíos» (Mateo 2,2; 27,11.29.37).

Esta última consideración de la huida a Egipto en clave pascual permite intuir la respuesta a esta pregunta: ¿Dónde estaba Dios mientras Jesús, iSu Hijo! moría clavado en la cruz? Estaba clavado con él. Hoy, Dios muere ahogado en el río Bravo, extenuado en el desierto, llora el hambre y el abandono, vive perseguido, alza su voz, marcha Con los que marchan y habla en las pancartas que exigen justicia y respeto a la dignidad de cada ser humano. Dios no bajó al Hijo de la cruz, pero tampoco lo abandonó; solidarizándose profundamente con él, lo rescató de la muerte injusta. Lo resucitó.

III. Manos y pies: para construir el Reino y caminar por la esperanza

Dios nunca deja de actuar y salvar ya en la historia. Respetuoso de la libertad y la naturaleza, nos tiene a nosotros, a su Cuerpo, la Iglesia, atenta a su voz ya los signos de los tiempos para actuar con misericordia y compasión; esto es, para poner el corazón en la miseria y padecer el dolor del otro, hasta superarlo juntos. Dios está en los muchos José de todos lados que hoy en día siguen optando por el Reino, compartiendo el destino del Hijo, arriesgándose a transitar por el camino difícil de la huida a Egipto y la vuelta a Nazaret.

Desde la persona del migrante

La ética del amor debe traducirse en una pastoral de migrantes que tome como una primera tarea el cuidado hacia el extranjero, aunque sea extraño, por medio de centros de acogida, donde tengan un lugar para pasar la noche, asistencia médica y alimenticia, etc.

No se trata de fomentar la migración ilegal, pero sí de cuidar la vida de quien ya tomó la decisión de salir del pueblo. Estas tareas son una prolongación de la que el Padre encomendó a San José: proteger la vida de su Hijo, cuyo Cuerpo somos nosotros, la Iglesia.

Desde la familia del migrante

¿Tiene el marido, la madre, el hijo o la hija, la madurez suficiente para separarse de su familia temporalmente, sin caer en el riesgo de olvidarla y desentenderse de ella definitivamente? ¿Qué lo o la mueve realmente a salir del país: la ambición, la desesperación, el egoísmo; o el amor, la necesidad de proteger a la familia con la forja de un patrimonio sólido y bien ganado ? ¿Se toca este punto en la catequesis prematrimonial, especialmente en las zonas rurales?

Merecen alabanza quienes, una vez establecidos en el país que les da trabajo bien remunerado, hacen lo posible por reunir consigo a los suyos. Son aquellos que sobre el andar cotidiano demuestran que su emigración fue un recurso de bienestar familiar. Lo mismo vale para quienes, luego de algunos años de mucho esfuerzo y ahorro, vuelven a casa, con la familia, a seguir trabajando. Son los que, al valor del dinero, impusieron el valor inigualable de la unión y la fidelidad.

Desde la comunidad del migrante

En tiempos de Jesús había algunos grupos de judíos en Egipto. Es fácil imaginarse a la familia de Nazaret en Egipto recibiendo la ayuda de sus paisanos. El documento conclusivo de Aparecida contiene una observación interesante: "Las generosas remesas enviadas desde Estados Unidos, Canadá, países europeos y otros, por los inmigrantes latinoamericanos, evidencian la capacidad de sacrificio y amor solidario a favor de las propias familias y patrias de origen. Es, por lo general, una ayuda de los pobres a los pobres" (Documento de Aparecida n. 416).

IV .Celebrando el des encuentro en la esperanza y el encuentro en la gratitud

Donde la emigración es intensa y frecuente, la Iglesia debe anunciar y celebrar la presencia de este Dios compañero de camino. Pienso, por ejemplo, en un rito de despedida, una sencilla celebración de la Palabra; en el templo o en la casa de quien partirá "al otro lado"; donde el migrante será encomendado a Dios en clave de alianza con Él y con su familia, con su comunidad; donde participen, expresando sus miedos y sus esperanzas, y dando su bendición los familiares más cercanos: papás, esposa, hijos. Que con la ayuda de Dios, y la protección de San José, lo vean volver con bien por donde se ha ido. Y un rito similar para dar gracias por los que regresan, por los que, habiendo huido a Egipto, bendecidos por el Dios de la esperanza, han podido, y han querido, volver con los suyos y vivir en Nazaret.

Señor San José, tú viviste con Jesús, conociste la persecución y sin duda también el miedo, pero experimentaste la fe y la esperanza en Aquél que en su amor te llamó y capacitó para hacer sus veces en latierra. Enséñanos a ser valientes como tú para cuidar la unidad de la familia, a pesar del tiempo y la distancia; para levantar la voz por los que son callados; para callar cuando el rencor asalta el corazón; para defender la vida ahí donde es perseguida. José de Nazaret, el "mojado de Egipto", cuida a nuestros migrantes; cuídanos, somos tus hijos.

Miguel Ángel Aguilar Manríquez, m.j, Bodas de oro. Coronación Pontificia de la imagen de San José, Ciudad Guzmán, Jalisco. Congreso Josefino. Cedejom. México 2008, pp. 259-283.

Tomado de: El Propagador de la devoción al señor San José, Año CXXXIX, n. 7, Julio-Agosto 2010, páginas 2-6.

lunes, 30 de agosto de 2010

Convento de San José


Convento de San José (San Cayetano)

Situado cerca de la Puerta del Colodro el edificio fue terminado en 1656, aunque sufrió grandes reformas en el siglo XVIII. El nombre de San Cayetano se debe a la devoción popular que tuvo este santo, que se venera en una de las capillas de la iglesia.
.
El templo se sitúa en la cima de una pequeña elevación a la que se accede por unas rampas, creando un apreciable efecto de perspectiva barroca. La realización de la fachada corrió a cargo de Andrés Gutiérrez en 1638, el diseño es muy parecido a los que hacía el arquitecto de la orden fray Alberto de la Madre de Dios. Forma una serliana característica, un vano central de medio punto, flanqueado por otros dos adintelados. Encima se compone de una hornacina con la imagen del santo titular, San José, realizada en piedra y atribuida a Bernabé Gómez del Río. A los lados se aprecian los escudos de los patronos.

Junto a la portada principal existen en la fachada otras dos puertas anteriores, fechadas una en 1616 y la otra en 1634. La primera comunica con las dependencias del convento y la segunda con la espadaña.

El interior es de una nave con crucero de brazos cortos y capillas laterales. Las cubiertas son de cañón con lunetos en nave y brazos de media naranja sobre pechinas en el crucero.

Lo más interesante de la iglesia carmelita de San José es que conserva toda la decoración pictórica de sus muros, ofreciendo un singular espacio barroco, prácticamente en su estado original. La zona más antigua de la decoración corresponde a la cabecera y brazos. Aquí podemos admirar los grandes cuadros pintados entre 1667 y 1668 por fray Juan del Santísimo Sacramento, con escenas relativas a la vida de Cristo y al Carmelo. En la sacristía se guardan otros lienzos del mismo autor; así como una Anunciación realizada por Juan de Alfaro.

Entre 1725 y 1727 se terminó la pintura mural, desconociéndose el autor de la misma. Dominan los motivos vegetales mezclados con conchas y angelotes.

En la bóveda se representan escenas de la Vida de San Juan de la Cruz. En los lunetos figuran escenas de la Vida de San José y Santa Teresa. En la cúpula se hallan los Padres de la Iglesia y los Evangelistas, y en las pechinas, los escudos de la familia Haro. En el cañón del presbiterio figura la Sagrada Familia entre dos santos carmelitas.

El retablo mayor fue realizado entre 1680 y 1697. El primer cuerpo es de autor anónimo, el segundo fue diseñado por fray Juan del Santísimo Sacramento y realizado por Francisco Ruiz Paniagua. Los retablos del crucero fueron tallados por un autor anónimo hacia 1703.

La Capilla del Sagrario o de Jesús Caído se realizó entre 1732 y 1736. Tiene planta cuadrada y cubierta de cúpula sobre pechinas.

De las capillas del lado izquierdo de la nave, la de San José posee un retablo barroco.

En el lado derecho está la Capilla de San Cayetano, decorada con pinturas murales de fines del siglo.
.
Tomado de:
.

domingo, 29 de agosto de 2010

San José un compañero de viaje del Papa Benedicto XVI



Santos como Agustín compañeros de viaje del cristiano

Queridos hermanos y hermanas:

En la vida de cada uno de nosotros hay personas muy queridas, que sentimos particularmente cercanas; algunas están ya en los brazos de Dios, otras comparten aún con nosotros el camino de la vida: son nuestros padres, los familiares, los educadores; son personas a las que hemos hecho el bien o de las que hemos recibido el bien; son personas con las que sabemos que podemos contar. Es importante, sin embargo, tener también "compañeros de viaje" en el camino de nuestra vida cristiana: pienso en el director espiritual, en el confesor, en las personas con las que se puede compartir la propia experiencia de fe, pero pienso también en la Virgen María y en los santos. Cada uno debería tener algún santo que le sea familiar, para sentirlo cerca con la oración y la intercesión, pero también para imitarlo. Quiero invitaros, por tanto, a conocer más a los santos, empezando por aquel cuyo nombre lleváis, leyendo su vida, sus escritos. Estad seguros de que se convertirán en buenos guías para amar cada vez más al Señor y en ayudas válidas para vuestro crecimiento humano y cristiano.

Como sabéis, yo también estoy unido de modo especial a algunas figuras de santos: entre estas, además de san José y san Benito, de quienes llevo el nombre, y de otros, está san Agustín, a quien tuve el gran don de conocer de cerca, por decirlo así, a través del estudio y la oración, y que se ha convertido en un buen "compañero de viaje" en mi vida y en mi ministerio. Quiero subrayar una vez más un aspecto importante de su experiencia humana y cristiana, actual también en nuestra época, en la que parece que el relativismo es, paradójicamente, la "verdad" que debe guiar el pensamiento, las decisiones y los comportamientos.

San Agustín fue un hombre que nunca vivió con superficialidad; la sed, la búsqueda inquieta y constante de la Verdad es una de las características de fondo de su existencia; pero no la de las "pseudo-verdades" incapaces de dar paz duradera al corazón, sino de aquella Verdad que da sentido a la existencia y es la "morada" en la que el corazón encuentra serenidad y alegría. Su camino, como sabemos, no fue fácil: creyó encontrar la Verdad en el prestigio, en la carrera, en la posesión de las cosas, en las voces que le prometían la felicidad inmediata; cometió errores, sufrió tristezas, afrontó fracasos, pero nunca se detuvo, nunca se contentó con lo que le daba sólo un hilo de luz; supo mirar en lo íntimo de sí mismo y, como escribe en las Confesiones, se dio cuenta de que esa Verdad, ese Dios que buscaba con sus fuerzas, era más íntimo a él que él mismo, había estado siempre a su lado, nunca lo había abandonado y estaba a la espera de poder entrar de forma definitiva en su vida (cf. III, 6, 11; X, 27, 38). Como dije comentando la reciente película sobre su vida, san Agustín comprendió, en su inquieta búsqueda, que no era él quien había encontrado la Verdad, sino que la Verdad misma, que es Dios, lo persiguió y lo encontró (cf. L'Osservatore Romano, edición semanal en lengua española, 4 de septiembre de 2009, p. 3). Romano Guardini, comentando un pasaje del capítulo III de las Confesiones, afirma: san Agustín comprendió que Dios es "gloria que nos pone de rodillas, bebida que apaga la sed, tesoro que hace felices, [...él tuvo] la tranquilizadora certeza de quien por fin comprendió, pero también la bienaventuranza del amor que sabe: esto es todo y me basta" (Pensatori religiosi, Brescia 2001, p. 177).

También en las Confesiones, en el libro IX, nuestro santo refiere una conversación con su madre, santa Mónica -cuya memoria se celebra el próximo viernes, pasado mañana-. Es una escena muy hermosa: él y su madre están en Ostia, en un albergue, y desde la ventana ven el cielo y el mar, y trascienden cielo y mar, y por un momento tocan el corazón de Dios en el silencio de las criaturas. Y aquí aparece una idea fundamental en el camino hacia la Verdad: las criaturas deben callar para que reine el silencio en el que Dios puede hablar. Esto es verdad siempre, también en nuestro tiempo: a veces se tiene una especie de miedo al silencio, al recogimiento, a pensar en los propios actos, en el sentido profundo de la propia vida; a menudo se prefiere vivir sólo el momento fugaz, esperando ilusoriamente que traiga felicidad duradera; se prefiere vivir, porque parece más fácil, con superficialidad, sin pensar; se tiene miedo de buscar la Verdad, o quizás se tiene miedo de que la Verdad nos encuentre, nos aferre y nos cambie la vida, como le sucedió a san Agustín.Queridos hermanos y hermanas, quiero decir a todos, también a quienes atraviesan un momento de dificultad en su camino de fe, a quienes participan poco en la vida de la Iglesia o a quienes viven "como si Dios no existiese", que no tengan miedo de la Verdad, que no interrumpan nunca el camino hacia ella, que no cesen nunca de buscar la verdad profunda sobre sí mismos y sobre las cosas con el ojo interior del corazón. Dios no dejará de dar luz para hacer ver y calor para hacer sentir al corazón que nos ama y que desea ser amado.Que la intercesión de la Virgen María, de san Agustín y de santa Mónica nos acompañe en este camino.

Tomado de la versión electrónica de L’Osservatore Romano versión en español del 29 de agosto de 2010:

miércoles, 25 de agosto de 2010

Recordando a un promotor de la figura de San José


Imagen y pensamiento del Calendario Josefino (Agosto)


El padre Vilaseca editó libros sobre San José y de instrucción religiosa a fin de que el Pueblo de Dios alimentara su fe, y su conocimiento y amor al padre virginal de Jesús.

Imagen y pensamiento tomado de:

Calendario Josefino 2010 (agosto) que aparece en El Propagador de la devoción al señor San José, año CXXXVIII, n. 10, Noviembre/Diciembre, 2009.

viernes, 20 de agosto de 2010

Video: San José una fuente de inspiración la vocación a la paternidad


Haciendo esculturas para cambiar la sociedad

Ya puedes ver al final de las entradas de este blog de Actualidades Josefinas el video del escultor Dony MacManus quien ha encontrado en la escultura un modo para cambiar la sociedad. Entre las figuras que destacan en su obra está la de San José, jefe de la Sagrada Familia.

O bien ve al siguiente enlace:


martes, 17 de agosto de 2010

Profesiones perpetuas de Madres de Desamparados y San José de la Montaña


Nueve jóvenes profesan en Valencia sus votos perpetuos como religiosas de San José de la Montaña

Valencia, 17 Agosto de 2010 (AVAN).- Nueve jóvenes, dos de ellas españolas y siete centroamericanas, realizaron su profesión de votos perpetuos como religiosas de la congregación Madres de Desamparados y San José de la Montaña ayer, lunes, en una ceremonia en la casa generalicia del instituto religioso, ubicada en Valencia.

Las religiosas que han emitirdo sus votos definitivos, todas ellas con edades entre 25 y 30 años son: Elena Isabel Herrera e Isabel Cañada, ambas españolas; así como Francisca Rodríguez, Socorro Martínez, María Matías, Concepción García, Laura Cal, Cristina Guzmán y Claudia Mercedes Chá, todas ellas de Guatemala y de México.

A partir de ahora las nueve religiosas continuarán las labores que ya estaban realizando en España y Centroamérica, en colegios, hogares para niños y residencias de ancianos.

Notas de prensa de la Comunidad Valenciana

Tomado de:

domingo, 15 de agosto de 2010

21 años de un documento dedicado a San José


A 21 años de la Exhortación Apostólica Custodio del Redentor

El 15 de agosto de 1989 en el día de la Asunción de María, Juan Pablo II ofreció la Exhortación Apostólica El Custodio del Redentor (Redemptoris Custos) dedicada a San José, el Esposo de María. En esta Exhortación el Santo Padre nos regaló varios pensamientos que a lo largo de los siglos fueron compartidos por los Padres de la Iglesia (San Juan Crisóstomo, San Agustín, Orígenes) por los teólogos (Santo Tomás de Aquino, San Bernardo) y algunas reflexiones en torno al esposo de María tomadas del Magisterio Pontificio (León XIII, Pío IX, Benedicto XV, Juan XXIII, Pablo VI).

La feliz iniciativa del Papa Wojtyla fue conmemorar la breve, pero profunda Carta Encíclica Quamquam Pluries que el Papa León XIII ofreciera un siglo atrás. En este documento se invitaba a venerar junto con la figura de María a la de su esposo:

Juzgamos de profunda utilidad para el pueblo cristiano, invocar continuamente con gran piedad y confianza, junto con la Virgen-Madre de Dios, su casta Esposa, a San José; y tenemos plena seguridad de que esto será del mayor agrado de la Virgen misma[1].

Creo que en este pensamiento se encierra lo que Dios, desde un principio, presentó en este matrimonio colaborador en la obra de la Redención. Considero que el hecho de invocar juntos a María y José nos hace volver los ojos al Evangelio en donde ambos tienen un papel destacado no perdiendo de vista que:

… para la Iglesia, si es importante profesar la concepción virginal de Jesús, no lo es menos defender el matrimonio de María con José[2]

De los aportes que el Papa nos ofreció en este documento encontramos pensamientos profundos que van en la línea de prolongación de esta idea en torno a los esposos de Nazaret y otros que en definitiva nos presentan una perspectiva nueva y poco profundizada y por lo tanto pasada por alto en las meditaciones tanto marianas como josefinas.

Pero dejemos a un lado los aspectos novedosos. ¿Ha tenido mella Redemptoris Custos en los puntos básicos como es el matrimonio de María con José?

Creo que a 21 años va teniendo una discreta incidencia. Pero aún hay mucho camino por andar. Si bien el matrimonio de María con José es una realidad que señalan tanto el evangelista Mateo como Lucas, es un punto ausente en muchas reflexiones josefinas, que ya de por sí es grave, y lo que más cuestiona es que está totalmente ausente en la mayoría de las meditaciones marianas. Creo que muchos cristianos que son, no digamos devotos, sino estudiosos de la figura de la Virgen María, están más preocupados por agregar a María títulos grandilocuentes como: Corredentora evadiendo o simplemente ignorando uno de los títulos más hermosos y humanos que le dio Dios en la Historia de la Salvación, a saber: Esposa de José.

La Exhortación el Custodio del Redentor presenta El matrimonio de María con José (números 2-3) y El varón Justo-El esposo (números 17-21). Y hablando de José como esposo dice:

Por otra parte, es precisamente del matrimonio con María del que derivan para José su singular dignidad y sus derechos sobre Jesús. «Es cierto que la dignidad de Madre de Dios llega tan alto que nada puede existir más sublime; mas, porque entre la beatísima Virgen y José se estrechó un lazo conyugal, no hay duda de que a aquella altísima dignidad, por la que la Madre de Dios supera con mucho a todas las criaturas, él se acercó más que ningún otro. Ya que el matrimonio es el máximo consorcio y amistad —al que de por sí va unida la comunión de bienes— se sigue que, si Dios ha dado a José como esposo a la Virgen, se lo ha dado no sólo como compañero de vida, testigo de la virginidad y tutor de la honestidad, sino también para que participase, por medio del pacto conyugal, en la excelsa grandeza de ella»[3].

Para darnos cuenta de la ausencia del aspecto matrimonial entre José y María sólo basta dar un vistazo a meditaciones marianas, a revistas especializadas en Mariología, o a tratados mariológicos aparecidos en estos últimos 20 años que nos hacen pensar que María fue Inmaculada, fue Virgen, fue Madre, fue Asunta… lo que creemos por la fe; pero nunca fue esposa. Afirmar lo anterior u obviar este último aspecto esponsal, respecto a José de Nazaret o a su esposa, constituiría una tergiversación o una gran laguna en nuestra visión mariana-josefina.
.
[1] León XIII, Carta Encíclica Quamquam Pluries 2 .
[2] Juan Pablo II, Exhortación Apostólica Custodio del Redentor 7.
[3] Juan Pablo II, Exhortación Apostólica Custodio del Redentor 20.
.
P. Óscar Alejandro Hernández Zavala, m. j.

sábado, 14 de agosto de 2010

Nuevos diáconos salvadoreños en la Congregación de Misioneros de San José


Nuevos diáconos josefinos en el Salvador

En el marco de la solemnidad de la Asunción y del centenario de la Pascua del Gran Devoto de San José, el P. José María Vilaseca, el Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, confirió el orden del diaconado a los Hermanos Josefinos: Saúl Alexander Amaya Lozano y Daniel Edgardo Artero.

La celebración tuvo lugar en la Capilla San José Obrero de San Salvador y se vio honrada con la presencia del P. Julio Cesar Salcedo, superior general de la Congregación de Misioneros de San José; el P. José Antonio Campos, superior Provincial, numerosos sacerdotes josefinos y amigos de los ordenados, los familiares, devotos de san José y aspirantes a misioneros Josefinos.

Nos alegramos por este gran acontecimiento y damos gracias a Dios por interesión de San José y el P. Vilaseca y pedimos su bendición abundante para los nuevos Diáconos.

P. Gabriel Rodríguez Celis, m.j.
14 de agosto de 2010

Tomado de:

martes, 10 de agosto de 2010

San José una fuente de inspiración la vocación a la paternidad


Haciendo esculturas para cambiar la sociedad

Se llama escultura al arte de modelar barro, tallar en piedra madera u otros materiales. Pero no todas las esculturas consiguen transmitir sentimientos ni tampoco todas pretenden aportar algo a la sociedad.

Esto es precisamente lo que consigue el escultor Dony MacManus. Creando los volúmenes y formas quiere recordar a la sociedad la importancia de cada persona, la importancia de la dignidad humana.

“Representando el cuerpo humano quiero comunicar los aspectos más profundos de la persona. El cuerpo humano es el vehículo perfecto para comunicar la importancia de la dignidad del hombre. Y si la sociedad no entiende el vocabulario básico del cuerpo nunca será capaz de entender ni de comunicar la importancia de la dignidad humana”.

Pero lo más importante para un artista es su fuente de inspiración y en este caso, Dony MacManus no tiene dudas.

“Mi principal inspiración para mi trabajo es mi fe. Muchos de mis trabajos son sobre temas sacros y en especial se repite mucho la figura de San José. Es una figura que me gusta mucho. Me inspiro en los trabajos de San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, porque habla de San José como un joven, muy masculino, pero también muy compasivo y cariñoso, y esto es lo que quiero expresar en mi trabajo”.

De esta manera, Dony MacManus quiere hacer presente la importancia de la paternidad en la sociedad actual. Un mensaje muy concreto que quiere transmitir a la sociedad.

“La figura de San José como un hombre fuerte y compasivo, cariñoso, cercano y esta es mi manera de animar a descubrir la vocación de la paternidad. En trabajos de voluntariado que he hecho en Dublín o Nueva York he visto que en los matrimonios hay una gran carencia del a figura del padre”.

Un artista que hace de cada una de sus obras de arte un regalo a la sociedad. Un escultor que hace de su trabajo un encuentro diario con la humanidad.
.
BR
DC
GDP
BN

Tomado de:


10 de agosto de 2010

martes, 3 de agosto de 2010

2 blogs sobre San José


Blogs sobre San José

Actualidades Josefinas es un blog dedicado a san Jose. La direccion electronica del blog es: http://www.esposoypadre.blogspot.com/. La cabecera del blog describe su contenido de la siguiente manera: "Noticias, historia, crónica, magisterio, libros, música, arte y otros datos relativos a San José en la web y fuera de ella." El autor de la web es el P. Óscar Alejandro, M.J. (Misionero de San José). Este blog se diseña desde Guadalajara, Jalisco, Mexico.

San José es el titulo del blog del Diario digital del Centro Josefino de Chile. La dirección electronica del blog es: http://www.centrojosefinocl.blogspot.com/. El autor del blog se presenta como cenjosch (Centro Josefino de Chile) y parece tratarse de un Misionero de San José también.

Esta dos webs ofrecen una gran variedad de informacion y recursos para aquellos que desean conocer y profundizar en la espiritualidad de San José y, por ende, de la Sagrada Familia.

Julio González, SF
3 de agosto de 2010

Tomado de:


Nota: Desde hace un tiempo atrás Actualidades Josefinas se crea desde Huautla de Jiménez, Oaxaca.

domingo, 1 de agosto de 2010

Índice de: El Propagador de la Devoción al señor San José (julio-agosto 2010)


El Propagador de la Devoción al señor San José (julio-agosto 2010)

Te ofrezco, a continuación, el índice y la portada de una revista josefina mexicana: El Propagador de la devoción al Señor San José. Revista iniciada en la Ciudad de México (1871) por el Fundador de los Misioneros de San José (19/IX/1872) el Padre José María Vilaseca (1831-1910). El índice corresponde al Año CXXXIX, N. 7, julio-agosto de 2010.

1 Editorial.
2 Del Río Nilo al Río Bravo. P. Miguel Ángel Aguilar Manríquez, m. j.
7 San José, el primer misionero en África. Lino Herrero Prieto, CMM
12 XI Simposio Internacional sobre San José.
13 Casa de Oración San José del Buen Consejo. P. Ernesto Canseco del Valle, m. j.
17 José María Vilaseca a la Familia Josefina.
19 Unos van a África por el futbol; Elías y Rigo, por la misión de Jesús. Octavio Arango Morales, m. j.
23 Una boda mazateca. P. Jorge Alvarado González, m. j.
26 Clausura del año sacerdotal.
27 Rosario sacerdotal. P. Raúl de Jesús Rodríguez, m. j.

viernes, 30 de julio de 2010

El templo de la Sagrada Familia diseñado por Gaudí será basílica

El Papa declarará basílica a la Sagrada Familia de Barcelona

El templo expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona, ideado por Antonio Gaudí, el 7 de noviembre próximo será proclamado Basílica por el papa Benedicto XVI, tras su dedicación al culto en una ceremonia a la que también asistirán los Reyes de España. Lo anunció el arzobispo de Barcelona, cardenal Lluis Martínez Sistach, en una rueda de prensa celebrada ante un centenar de periodistas en la sala Gaudí del museo diocesano de Barcelona. El purpurado explicó numerosos detalles de la estadía del Papa en Barcelona, donde, además de consagrar el templo de la Sagrada Familia, visitará la escuela para discapacitados de la fundación diocesana del Niño Dios.

Sólo 7.500 personas podrán seguir la eucaristía dentro del templo, cuya capacidad es para 10.000 personas, aunque está prevista la instalación de pantallas gigantes y la instalación de sillas en los exteriores del templo para conseguir que medio millón de personas puedan participar en la celebración.

El Cardenal explicó que las invitaciones para acceder al interior del templo se destinarán a parroquias, delegaciones diocesanas, consejos pastorales, curia, pero el deseo expreso es que haya una representación de familias, enfermos, jóvenes y discapacitados.Procedente de Santiago de Compostela, que este año celebra Año Xacobeo, el Papa llegará a Barcelona a las 21 del sábado 6 de noviembre, y a las 9.15 del día siguiente realizará un recorrido en papamóvil hasta el templo de la Sagrada Familia, donde la misa comenzará a las 10. El vehículo dará un paseo por los alrededores del templo para poder saludar a la muchedumbre que seguirá la celebración desde el exterior.

En la celebración, en la que tendrá lugar la consagración de la iglesia, el Papa combinará el uso del catalán, el castellano y el latín.

A las 12 rezará el Ángelus en la fachada del Nacimiento del templo y, posteriormente, almorzará con los obispos.

El cardenal Sistach confirmó que el Papa visitará la Obra Benéfico Social del Niño Dios en Barcelona, cuya tarea siguen llevando las Franciscanas del Sagrado Corazón desde finales del siglo XIX, donde recibirá a familias de niños con discapacidades físicas y psíquicas o enfermedades graves. El Papa estará con estas familias, rezará con ellas y las escuchará, explicó el cardenal, que subrayó que la visita se realizará con "mucha austeridad" por deseo expreso del Papa y del Arzobispado.

Más allá de la consagración del templo, el cardenal Sistach manifestó su "sueño" de que las obras del proyecto de Gaudí culminen en 2026 cuando se cumple el centenario de la muerte del arquitecto catalán.

Por el momento, no está prevista ninguna reunión con el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el protocolo de seguridad que rodeará la visita se está trabajando primero con el Ministerio del Interior.

Los Reyes despedirán al Papa en su regreso a Roma desde el Aeropuerto de El Prat, después de que los Príncipes de Asturias lo reciban a su llegada al Aeropuerto de Santiago.

AICA, 30 de julio de 2010

Tomado de:

martes, 27 de julio de 2010

Fiesta en honor a San José en Serra


Fiestas en honor a San José y a la Virgen de los Ángeles

Viernes 30 de julio

A las 19:00 horas, las Clavariesas de la Virgen de los Ángeles nos ofrecen la tradicional “Entrà de la Murta” junto con los clavarios de San José.

A las 20:00 horas, pasacalle de acompañamiento con charanga por toda la población, ofrecido por los clavarios de San José.

A las 23:30 horas, pasacalle de disfraces con la charanga y al finalizar discomóvil en el parking del Ayuntamiento, por gentileza de los Clavarios de San José.

Sábado 31 de julio

A las 19:30 horas, los Clavarios de San José organizan una batucada por las calles de la población.
A las 23:30 horas en el parking del Ayuntamiento, orquesta organizada por los Clavarios de San José.

Domingo 1 de agosto. FESTIVIDAD DE SAN JOSÉ, Patrón de Serra.

A las 11:00 horas, pasacalle de Clavarios de San José, Reina de las Fiestas, Corte de Honor y Autoridades.
.
A las 11:30 horas, celebración de Misa Solemne en honor a San José para a continuación, llevar a cabo la ofrenda de flores al Santo ante la imagen existente en el Cantó de la Torre.
.
A las 20:30 horas Solemne Procesión en honor a San José.
.
A las 23:30 horas, “Nit d’Albaes” a cargo de las Clavariesas de la Virgen de los Ángeles.

Lunes 2 de agosto. FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DE LOS ÁNGELES, patrona de Serra.

A las 11:00 horas, pasacalle de Clavariesas de la Virgen de los Ángeles, Reina de las fiestas, Corte de Honor y Autoridades.

A las 11:30 horas, celebración de la Misa Solemne en honor a Nuestra Señora la Virgen de los Ángeles.

A las 20:30 horas, Solemne Procesión de Nuestra Señora la Virgen de los Ángeles, Patrona de Serra.

A las 00:30 horas, las Clavariesas de la Virgen de los Ángeles ofrecen en el parking del Ayuntamiento, la actuación de la orquesta Excelsior.

Información elaborada por:

TOURIST INFO SERRA
Calle Sagunt,31, bajo
27 Julio 2010

Tomado de:

jueves, 15 de julio de 2010

Índice en español de una revista italiana, la Santa Crociata, dedicada a San José


Índice de la Santa crociata in onore di San Giuseppe
(La santa cruzada en honor de San José)

n. 7, julio-agosto de 2010

Te presento el índice, en español, de la revista italiana: La santa crociata in onore di San Giuseppe (La santa cruzada en honor de San José, 1914). Ésta es una publicación del Santuario de San José al Trionfale (Roma). La revista está a cargo de los Siervos de la Caridad (24/III/1908) de Don Guanella (1842-1915).

Julio-Agosto 2010

Editorial
Descanso en Nazaret
En las fuentes de la espiritualidad

Mario Carrera

Continuar el encuentro
Crónica de un adiós

Vito Viganò

Intenciones de oración de Julio-Agosto
Oración de la mamá de un sacerdote. P. Angelo Sceppacerca

Espiritualidad
Las hayas y los robles “maestros” de la fe. Anna Maria Cànopi

Sus cartas
A cargo de la Redacción

El Ángulo de la contemplación
A cargo de la Redacción

Espiritualidad
6* / Los mandamientos
Saber bendecir a Dios y dar esplendor al hombre
.
Ottavio De Bertolis

El pecado, cancer del alma.
Sandro Vitalini

A 75 años de la muerte del venerable Aurelio Bacciarini
Invitación a recuperar las grandes memorias

Angelo Forti

La lectura de la Biblia
Libro actual para un corazón que cree y que ama

Franco Cardini

Teología de San José
Devoción a San José
El escapulario
Tarcisio Stramare

Arte Sacro
3*/ Las grandes reliquias
La santa faz en Manoppello
. Heinrich Pfeiffer


Citas para una ayuda
1*/ Testamento biológico
Las declaraciones anticipadas de tratamiento
Donato Cauzzo

Los oficios
El antiguo oficio del herrero. Carlo Lapucci

Vida de la Basílica
Itinerario fotográfico de una profecía de la caridad. Graziella Fons

El calendario y sus fechas
A cargo de Stefania Severi

Las páginas del reconocimiento
A cargo de Enrico Fasciolo

En la familia de San José
A cargo de Elisa Rauco

Tomado de:

http://www.piaunionedeltransito.org/Santa_Crociata_7_2010.html

viernes, 9 de julio de 2010

Índice de la revista italiana ‘Vita Giuseppina’ (Vida Josefina) julio-agosto 2010


Vita Giuseppina (Vida Josefina). Año CXVI, N. 6, julio-agosto 2010

Te presento el índice, en español, de la revista Vida Josefina (Vita Giuseppina, 1894). Ésta es una publicación de la Congregación de San José (Josefinos de Murialdo), congregación fundada el 19 de marzo de 1873 por San Leonardo Murialdo (1828-1900).

El horizonte

p. 3 Aquel 28 de abril… P. Mario Aldegani, csj Superior General

Gran Angular

p. 4 Los engaños de la música. Giuseppe Novero

Reportaje

p. 6 Encuentro internacional de la Familia de Murialdo
p. 10 Hombres de Dios. Pier Giuseppe Accornero

Encuentros

p. 11 Desde hace treinta años. P. Giuseppe Taveri

Leonardo Murialdo

p. 12 La cruz de las deudas. P. Giuseppe Fossati
p. 13 Nos escriben

Voz a los jóvenes

p. 14 ¿Todavía existe la normalidad y el buen sentido? P. M. Rocchi y algunos jóvenes.
.
Fdm

p. 16 Un evento histórico...

p. 17 Vita jóvenes.

En familia

p. 21 Experiencia de Iglesia... experiencia de familia. Monia Scarparo

Murialdinas

p. 22 Viajando en el mundo murialdino. Sor Emma Bellotto

Vida de la Iglesia

p. 23 Estilos de Vida. P. Tullio Locatelli

Actualidad

p. 24 El carisma josefino en el Laurentino 38, Roma. P. Gino Giansante
p. 26 Amigos y Ex Alumnos: abiertos a la internacionalidad. A cargo de un exalumno.
p. 27 Los exalumnos de Vicenza. Mario Pavan
p. 28 En la casa del Padre
p. 30 Flash de vida
p. 34 Contraluz
p. 35 San José. Fidenzio Nalin

Índice tomado de:


Traducción del Italiano:

P. Óscar Alejandro, m. j.

jueves, 8 de julio de 2010

Meditación en honor a San José


Meditación de Hablar con Dios

14ª Semana. Miércoles
Id a José

— José, hijo de Jacob, figura de San José, Esposo virginal de María.
— Patrocinio de San José sobre la Iglesia universal y sobre cada uno de nosotros. Acudir a él en las necesidades.
— Ite ad Ioseph... Id a José.
I. Muchos cristianos a lo largo de los siglos, conscientes de la misión excepcional de San José en la vida de Jesús y de María, han buscado en la historia del pueblo hebreo hechos e imágenes que prefiguran al esposo virginal de María, pues el Antiguo Testamento anuncia al Nuevo. Numerosos Padres de la Iglesia han visto un anuncio profético en el personaje del mismo nombre, hijo del Patriarca Jacob. El Papa Pío IX, al proclamar a San José patrono de la Iglesia universal, recogía estos testimonios antiguos. También la Liturgia muestra este mismo paralelismo. No solo tenían el mismo nombre, sino que también es posible encontrar en ellos virtudes y actitudes, en una vida entretejida de pruebas y alegrías, de grandes coincidencias.

José, hijo de Jacob, y el esposo virginal de María, por una serie de circunstancias providenciales, fueron a Egipto: el primero, perseguido por sus hermanos y entregado por envidia que prefigura la traición que se habría de cometer con Cristo; el segundo, huyendo de Herodes para salvar a Aquel que traía la salvación al mundo1.

José, hijo de Jacob, recibió de Dios el don de interpretar los sueños del faraón, siendo advertido así de lo que sucedería más tarde. El nuevo José recibió también en sueños los mensajes de Dios. A aquel –señala San Bernardo– le fue dada la inteligencia de los misterios de los sueños; este mereció conocer y participar de los misterios soberanos2.

Parece como si los sueños del primero, aunque verificados en su persona, hubieran tenido su plena realización en el segundo. Tuvo también José un sueño que contó a sus hermanos... Díjoles... Estábamos nosotros en el campo atando gavillas y vi que se levantaba mi gavilla y se tenía de pie, y las vuestras la rodeaban y se inclinaban ante la mía, adorándola... Tuvo José otro sueño, que contó también a sus hermanos, diciendo: ...He visto que el sol, la luna y once estrellas me adoraban...3. Estos sueños se cumplieron cuando Jacob, su padre, se trasladó a Egipto con toda su familia y se prosternó efectivamente ante José, convertido en virrey del país. Pero, a la vez, podemos pensar que su sueño prefiguraba el misterio de la casa de Nazaret, en la que Jesús, Sol de justicia, y María, alabada en la Liturgia como una brillante Luna blanca y bella, se someterían a la autoridad del jefe de familia, y cuando tantos cristianos acudiesen a él con devoción a solicitar toda clase de ayudas.

El primer José obtuvo la confianza y el favor del faraón y se convirtió en intendente de los graneros de Egipto, y cuando el hambre asolaba los pueblos vecinos y acudían al faraón en demanda de trigo para subsistir, este les decía: Id a José y haced lo que él os diga4. Cuando el hambre cubrió toda la tierra, José abrió los graneros y repartió raciones a los egipcios... Y de todos los países venían a comprar a José, porque el hambre arreciaba en todas partes.

Y ahora que también el hambre asola la tierra –hambre principalmente de doctrina, de piedad, de amor–, la Iglesia nos recomienda: Id a José. Ante tantas necesidades que personalmente padecemos, nos dice: acudid al Santo Patriarca de Nazaret.

Tenemos en nuestra vida momentos de grandes indecisiones, de incertidumbres, de necesidades urgentes. ¡Id a José!, nos dice Jesús: el que en la vida tuvo la misión tan grande de cuidar de Mí y de mi Madre en nuestras necesidades corporales, el que amparó nuestras vidas en tantos momentos difíciles, continuará cuidando de Mí en mis miembros, que son todos los hombres necesitados. Id a José, él os dará todo cuanto os sea necesario.

II. Este es el criado fiel y solícito a quien el Señor ha puesto al frente de su familia5. Son palabras que la Liturgia aplica a San José: padre fiel y solícito, que atiende con prontitud las necesidades de esa gran familia del Señor, que es la Iglesia.

A Jesús le es muy grato que tratemos y pidamos ayuda al que tanto amó Él en la tierra y ahora en el Cielo, del que tantas cosas aprendió, con quien conversó desde que pudo pronunciar las primeras palabras.

José gobernó la casa de Nazaret con autoridad de padre, y la Sagrada Familia no solo simboliza la Iglesia sino que en cierto modo la contenía, como la semilla al árbol, como la fuente al río. La santa casa de Nazaret llevaba las premisas de la Iglesia naciente. Es esta la razón por la que el santo Patriarca «considera particularmente confiada a sí la multitud de los cristianos que componen la Iglesia, es decir, esta inmensa familia esparcida por toda la tierra, sobre la que –por ser Esposo de María y Padre de Jesucristo– posee, por así decir, una autoridad de padre. Por tanto, es cosa natural y dignísima del bienaventurado José que, así como una vez sostuvo todas las necesidades de la familia de Nazaret y la rodeó santamente de su protección, así ahora cubra con su celestial protección y defensa a la Iglesia de Jesucristo»6.

Este patrocinio del santo Patriarca sobre la Iglesia universal es principalmente de orden espiritual; pero se extiende también al orden temporal, como la del otro José, hijo de Jacob, llamado por el rey de Egipto «salvador del mundo».

A él han acudido los santos y los buenos cristianos de todos los tiempos. Santa Teresa relata la gran devoción que tenía a San José y la experiencia de su patrocinio: «No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, de los peligros que me ha librado, ansí del cuerpo como de alma; que a otros santos parece les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad, a este glorioso santo tengo experiencia que socorre en todas y que quiere el Señor darnos a entender que ansí como le fue sujeto en tierra –que como tenía nombre de padre siendo ayo, le podía mandar– ansí en el cielo hace cuanto le pide (...).

»Si fuera persona que tuviera autoridad de escribir, de buena gana me alargara en decir muy por menudo las mercedes que ha hecho este glorioso santo a mí y a otras personas (...). Solo pido, por amor de Dios, que lo pruebe quien no me creyere, y verá por experiencia el gran bien que es encomendarse a este glorioso Patriarca y tenerle devoción; en especial personas de oración siempre le habían de ser aficionadas, que no sé cómo se puede pensar en la Reina de los Ángeles, en el tiempo que tanto pasó con el Niño Jesús, que no den gracias a San José por lo bien que les ayudó en ellos»7.

III. A San José debemos acudir pidiendo que ampare y proteja a la Iglesia, pues es su defensor y protector. Le pedimos su ayuda en las necesidades de la familia, en las espirituales y en las materiales: Sancte Ioseph, ora pro eis, ora pro me... Ruega por ellos, ruega por mí.

Para los hombres y mujeres de nuestro tiempo, como para los de cualquier época, constituye San José una figura entrañable, venerable, cuya vocación y dignidad admiramos, y cuya fidelidad en servicio de Jesús y de María agradecemos; «por San José vamos directamente a María, y por María, a la fuente de toda santidad, Jesucristo»8. Él nos enseña a tratar a Jesús con piedad, con respeto y amor: Oh, feliz varón, bienaventurado José –le decimos con una antigua oración de la Iglesia–, a quien fue dado no solo ver y oír al Dios, a quien muchos reyes quisieron ver y no vieron, oír y no oyeron, sino también abrazarlo, besarlo, vestirlo y custodiarlo..., enséñanos a recibirlo con amor y reverencia en la Sagrada Comunión, danos una mayor finura de alma. «San José, Padre y Señor nuestro, castísimo, limpísimo, que has merecido llevar a Jesús Niño en tus brazos, y lavarle y abrazarle: enséñanos a tratar a nuestro Dios, a ser limpios, dignos de ser otros Cristos.

»Y ayúdanos a hacer y a enseñar, como Cristo, los caminos divinos –ocultos y luminosos–, diciendo a los hombres que pueden, en la tierra, tener de continuo una eficacia espiritual extraordinaria»9.

San José nos proporciona, además, un modelo, cuya enseñanza callada podemos y debemos empeñarnos en seguir. «José ha sido, en lo humano, maestro de Jesús; le ha tratado diariamente, con cariño delicado, y ha cuidado de Él con abnegación alegre. ¿No será esta una buena razón para que consideremos a este varón justo, a este Santo Patriarca en quien culmina la fe de la Antigua Alianza, como Maestro de vida interior? La vida interior no es otra cosa que el trato asiduo e íntimo con Cristo, para identificarnos con Él. Y José sabrá decirnos muchas cosas sobre Jesús. Por eso, no dejéis nunca su devoción, ite ad Ioseph, como ha dicho la tradición cristiana con una frase tomada del Antiguo Testamento (Gen 41, 55).

»Maestro de vida interior, trabajador empeñado en su tarea, servidor fiel de Dios en relación continua con Jesús: este es José. Ite ad Ioseph. Con San José, el cristiano aprende lo que es ser de Dios y estar plenamente entre los hombres, santificando el mundo. Tratad a José y encontraréis a Jesús. Tratad a José y encontraréis a María, que llenó siempre de paz el amable taller de Nazaret»10.

_________________

1 Cfr. M. Gasnier, Los silencios de José, Palabra, 7ª ed., Madrid 2002, pp. 12-13. — 2 Cfr. San Bernardo, Homilía sobre la Virgen Madre, 2. — 3 Cfr. Gen 37, 5-10. — 4 Primera lectura. Año I. Gen 41, 55. — 5 Misal Romano, Misa de la Solemnidad de San José, Antífona de entrada. Lc 12, 42. — 6 León XIII, Enc. Quamquam pluries, 15-VIII-1889. — 7 Santa Teresa, Vida 6. — 8 Benedicto XV, Motu proprio Bonum sane et salutare, 25-VII-1920. — 9 San Josemaría Escrivá, Forja, n. 553 — 10 ídem, Es Cristo que pasa, 56.

Hablar con Dios.
Meditación del Miércoles 7 de julio 2010

Tomado de:


miércoles, 7 de julio de 2010

Efemerides josefinas del P. José María Vilaseca: 7 de julio


Efemerides del apóstol de San José en México: P. José María Vilaseca

7 de julio

El P. José María Vilaseca edita "Quaedam quaestiones circa Sacram Familiam". En este folleto expone su pensamiento sobre la concepción inmaculada de San José y lo envía a algunos teólogos de los más renombrados de México para que expresen su opinión (1892).

Tomada de:

Agenda 2010, Año Jubilar. Misioneros de San José, México, Litográfica San José.

martes, 6 de julio de 2010

Video: Fuente dedicada al Custodio del Redentor


Ya puedes encontrar al final de este blog de Actualidades Josefinas el video de la fuente dedicada a San José inaugurada el día 5 de julio de 2010 en los jardines vaticanos.

La fuente número 100 del Vaticano, dedicada a San José

Benedicto XVI inauguró el lunes una nueva fuente en los jardines del Vaticano. Está dedicada a San José, y es un modo de conmemorar al Papa y a su santo, San José.

Según el Papa, la fuente "recuerda simbólicamente la sencillez y la humildad en el cumplimiento diario de la voluntad de Dios”. Subrayó que son valores que caracterizaron la vida silenciosa pero valiosísima de San José.

La fuente tiene dos pilas y está decorada con seis paneles de bronce del artista italiano Franco Murer, con bellísimas escenas de la vida de San José.

Durante la bendición de la fuente, el Papa aseguró que de vez en cuando visita los jardines vaticanos para rezar y descansar con el silencio, justo lo que le espera durante sus vacaciones en Castel Gandolfo.

RC/JMB
CTV
JM
-WP-

5 de julio, 2010.

Video y texto tomado de:

lunes, 5 de julio de 2010

Benedicto XVI inauguró la fuente vaticana al Custodio del Redentor


Discurso pronunciado hoy en los jardines vaticanos por el Papa Benedicto XVI, al inaugurar y bendecir una fuente dedicada a san José, regalo de la Gobernación del Estado del Vaticano.

Señores cardenales, Venerados hermanos en el Episcopado y en el Sacerdocio, Ilustres señores y señoras:

Es para mí motivo de alegría inaugurar esta fuente en los Jardines Vaticanos, en un contexto natural de singular belleza. Es una obra que va a incrementar el patrimonio artístico de este encantador espacio verde de la Ciudad del Vaticano, rico de testimonios histórico-artísticos de varias épocas. De hecho, no solo los prados, las flores, los árboles, pero también las torres, las casitas, los templetes, las fuentes, las estatuas y las demás construcciones hacen de estos Jardines un unicum fascinante. Ellos fueron para mis Predecesores, y son también para mí un espacio vital, un lugar que frecuento a menudo para transcurrir un poco de tiempo en oración y en serena distensión.

Al dirigir a cada uno de vosotros mi cordial saludo, deseo manifestar vivo reconocimiento por este regalo, que me habéis ofrecido, dedicándolo a san José. ¡Gracias por este delicado y cortés pensamiento! Fue una empresa comprometida, que ha visto la colaboración de muchos. Agradezco ante todo al señor cardenal Giovanni Lajolo también por las palabras que me ha dirigido y por la interesante presentación de los trabajos llevados a cabo. Con él agradezco al arzobispo monseñor Carlo Maria Viganò y el obispo monseñor Giorgio Corbellini, respectivamente Secretario General y Vice-Secretario General de la Gobernación. Expreso vivo aprecio a la Dirección de los Servicios Técnicos, al proyectista y al escultor, a los consultores y al equipo de trabajo, con un pensamiento especial a los esposos Hintze y al señor Castrignano, de Londres, que han financiado generosamente la obra, como también a las hermanas del monasterio de San José de Kyoto. Una palabra de gratitud a la Provincia de Trento, a los ayuntamientos y a las empresas trentinas, por su contribución.

Esta fuente está dedicada a san José, figura querida y cercana al corazón del pueblo de Dios y a mi corazón. Los seis paneles de bronce que la embellecen evocan otros tantos momentos de su vida. Deseo brevemente detenerme sobre ellos. El primer panel respresenta los desposorios entre José y María; es un episodio que reviste gran importancia. José era de la estirpe real de David y, en virtud de su matrimonio con María, conferirá al Hijo de la Virgen – al Hijo de Dios – el título legal de “hijo de David”, cumpliendo así las profecías. El desposorio de José y María es, por ello, un acontecimiento humano, pero determinante en la historia de salvación de la humanidad, en la realización de las promesas de Dios; por ello tiene también una connotación sobrenatural, que los dos protagonistas aceptan con humildad y confianza.

Bien pronto para José llega el momento de la prueba, una prueba comprometida para su fe. Prometido de María, antes de ir a vivir con ella, descubre su misteriosa maternidad y se queda turbado. El evangelista Mateo subraya que, siendo justo, no quería repudiarla, y por tanto decidió despedirla en secreto (cfr Mt 1,19). Pero en sueños – como está representado en el segundo panel – el ángel le hizo comprender que lo que sucedía en María era obra del Espíritu Santo; y José, fiándose de Dios, consiente y coopera en el plano de la salvación. Ciertamente, la intervención divina en su vida no podía no turbar su corazón. Confiarse a Dios no significa ver todo claro según nuestros criterios, no significa realizar lo que hemos proyectado; confiarse a Dios quiere decir vaciarse de sí mismos, renunciar a sí mismos, porque solo quien acepta perderse por Dios puede ser “justo” como san José, es decir, puede conformar su propia voluntad a la de Dios y así realizarse.

El Evangelio, como sabemos, no ha conservado ninguna palabra de José, el cual lleva a cabo su actividad en el silencio. Es el estilo que le caracteriza en toda la existencia, tanto antes de encontrarse frente al misterio de la acción de Dios en su esposa, sea cuando – consciente de este misterio – está junto a María en la Natividad – representada en la tercera imagen. En esa noche santa, en Belén, con María y el Niño, está José, al que el Padre Celestial confió el cuidado cotidiano de su Hijo sobre la tierra, un cuidado llevado a cabo en la humildad y en el silencio.

El cuarto panel reproduce la escena dramática de la Fuga a Egipto para escapar a la violencia homicida de Herodes. José es obligado a dejar su tierra con su familia, de prisa: es otro momento misterioso en su vida; otra prueba en la que se le pide plena fidelidad al designio de Dios.

Después, en los Evangelios, José aparece sólo en otro episodio, cuando se dirige a Jerusalén y vive la angustia de perder al hijo Jesús. San Lucas describe la afanosa búsuqeda y la maravilla de encontrarlo en el Templo – como aparece en el quinto panel –, pero aún mayor es el estupor de escuchar las misteriosas palabras: "¿Por qué me buscábais? ¿No sabíais que yo debo ocuparme de las cosas de mi Padre?" (Lc 2,49). Esta doble pregunta del Hijo de Dios nos ayuda a entender el misterio de la paternidad de José. Recordando a sus propios padres la primacía de Aquel a quien llama "Padre mío", Jesús afirma el primado de la voluntad de Dios sobre toda otra voluntad, y revela a José la verdad profunda de su papel: también él está llamado a ser discípulo de Jesús, dedicando su existencia al servicio del Hijo de Dios y de la Virgen Madre, en obediencia al Padre Celestial.

El sexto panel representa el trabajo de José en su taller de Nazaret. Junto a él trabajó Jesús. El Hijo de Dios está escondido a los hombres y sólo María y José custodian su misterio y lo viven cada día: el Verbo encarnado crece como hombre a la sombra de sus padres, pero, al mismo tiempo, estos permanecen, a su vez, escondidos en Cristo, en su misterio, viviendo su vocación.

Queridos hermanos y hermanas, esta bella fuente dedicada a san José constituye un recuerdo simbólico de los valores de la sencillez y de la humildad al llevar a cabo día a día la voluntad de Dios, valores que distinguieron la vida silenciosa, pero preciosa del Custodio del Redentor. A su intercesión confío las esperanzas de la Iglesia y del mundo. Que él, junto a la Virgen María, su esposa, guíe siempre mi camino y el vuestro, para que podamos ser instrumentos gozosos de paz y de salvación.

Benedicto XVI
Ciudad del Vaticano, lunes 5 de julio de 2010

Tomado de:


Traducción del original italiano por Inma Álvarez

San José

Como tú (Canto a San José)

Himno a San José (Popular en Chile)

Fan de San José

San José abriga a la Virgen María, en su vestimenta

Meditación Papa Francisco sobre la Sagrada Familia 28dic2014

Maestro de fe (Canto a San José)

Atento a Dios (Versión CD)

¡Enséñame José!

Magníficat de San José

¡Abbá José!

¡Tú eres un nuevo José!

)

Hijo de Dios, hijo de José

Video: invitación fiesta de San José en San Esteban

Himno a San José

Súplica a San José, custodio y padre

Canto de ofertorio misa de San José: Pan y Vino

Mañanitas a San José

Canto a San José: 'Tu justicia

21feb2014 Modelo de amor al Señor (Canto a San José)

Entrevista con uno de los grandes especialistas del Centro Josefino Español

Homilía de apertura del XI Simposio Internacional sobre San José

Entrevista de Radio Vaticano con ocasión del XI Simposio Internacional sobre San José

Palabras de Bienvenida del Obispo de Ciudad Guzmán

Primer día del Simposio Internacional sobre San José

Video: Protector de la vida (Canto a San José)

San José en el escudo del Papa Francisco

Duerme (Canto a San José)

Canto: El silencio de San José

Fiesta de San José en el Cuzco 2012

Video: Fiesta de San José 2012 en la Parroquia de San Esteban

¡Grande eres, José!

Video: Vamos a Jugar señor San José (Canto)

Video: Plegaria, canto a San José

Video: Canto a San José del Ministerio de Música Cristo Rey

Video: José de María inseparable

En casa de José de Nazaret

Casita de Nazaret (Canto a la Sagrada Familia)

Recordando a un gran apostol de San José. 100 años de su pascua al Padre

Jóvenes de San José

¿Qué decir? (Canto a San José)

Un fragmento de la obra "Canción de José"

San José una fuente de inspiración la vocación a la paternidad

La fuente número 100 del Vaticano, dedicada a San José

Carpintería José (Canto a San José)

Joven Nazareno (Canto a San José)

San José (Canto a San José)

Video: Villancico de José

Video: San José, una historia de amor (Canto a San José)

Video: Tu mirada (Canto a San José)

En el Jubileo de los 100 años de un gran apóstol de San José, II Parte

En el Jubileo de 100 años de la partida de un apóstol de San José

Imágenes X Simposio Internacional sobre San José 2009

San José en el Simposio Internacional de Kevelaer 2005

San José en la pintura de Ricardo González Copado

San José en 'El pulso de la fe'

Conversación con San José / Rozmowa ze Świętym Józefem

Audio: La virtud de San José

Video: San José, un hombre, un santo

Video: 18 de marzo de 2009 Meditación Josefina en el rezo de Vísperas de Benedicto XVI

Video: 19 de marzo de 2009 Palabra de vida dedicada a San José por el P. Jesús Higueras

Video: 19 de marzo de 2009 La actualidad de San José. Por José Luis Navas

Canto: 'Carpintero'. Un canto del cantautor católico Felipe Gómez

Benedicto XVI, Misa del 19 de marzo de 2009. Viaje Camerún-Angola.

IPH, Podcast