jueves, 2 de julio de 2020

Video de las letanías a San José


Un nuevo video de letanías a San José

Ya puedes encontrar al final de este blog de Actualidades Josefinas las Letanías a San José compuestas por el padre chileno Pedro De La Noi Ballacey y musicalizadas por Luis González Catalán.

O bien encuéntralas en el siguiente enlace:







miércoles, 1 de julio de 2020

Letanías a San José compuestas por el padre Pedro De La Noi



Estás letanías compuestas en su letra por el padre Pedro de La Noi, y en su música Luis González Catalán, aparecen el cassette del Centro Josefino de Chile en Formación. Una producción aparecida en el año 1993 que cuenta con cantos inéditos pascuenses, de folkore, a lo divino, populares y litúrgicos. Los cantos son entonados por diversos hermanos y hermanas chilenos.

12. Letanías

(Letra: Pbro. Pedro de la Noi Ballacey. Música: Luis González Catalán).

Señor, ten piedad. Señor ten piedad.
Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad, Señor ten piedad.
Santa María, Ruega por nosotros. Santa María, Ruega por nosotros.

San José Patrono del pueblo de Dios. Ruega por nosotros. San José Patrono del pueblo de Dios. Ruega por nosotros.

Perfecto ejecutor del designio de Dios.
José, Hijo de David.
Fiel peregrino al templo de Jerusalén.
Portador de la Antigua Alianza.

San José, patrono universal de la Iglesia. Ruega por nosotros.

Esposo virginal de la Virgen María.
Guardián de la pureza de María.
Esposo fiel en comunión de fe en la compañía.
Trabajador y esposo de María.

San José Patrono del pueblo de Dios. Ruega por nosotros.

José padre legal y virginal de Jesús.
José padre nutricio de Jesús.
Del Padre colabora por la obra salvadora.
José, padre Mesiánico de Cristo.
Sublime reflejo del Eterno.

San José, patrono universal de la Iglesia. Ruega por nosotros.

Custodio de María en la espera
y alumbramiento de Jesús.
Custodio de Jesús en el exilio.

Custodio de Jesús en su niñez
y de la Sagrada Familia.

San José, custodio del Pueblo de Dios. Ruega por nosotros.

Testigo de la Encarnación
y nacimiento de Jesús.
Y de la adoración de los ángeles.
Testigo en la visita de pastores y homenaje de los magos.
Testigo de la profecía de Simeón.

San José Patrono del pueblo de Dios. Ruega por nosotros.

José, modelo en la Iglesia, de contemplación.
Modelo de vida interior.
Jesús, José y María, semilla de la Iglesia.
Imagen de la Trinidad.

San José, patrono universal de la Iglesia. Ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo. Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo. Óyenos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo. Ten piedad de nosotros.



miércoles, 20 de mayo de 2020

Un apóstol de San José chileno en la presencia de Dios


Fallece el presbítero Pedro De La Noi Ballacey.

En horas de la mañana, se informó el fallecimiento del sacerdote, a los 86 años de edad y 62 años de sacerdocio. Pedimos a Dios Padre que lo acoja en su Reino eterno.
La Vicaría para el Clero comunica el sensible fallecimiento del padre Pedro De La Noi Ballacey, quien residía en la Casa Sacerdotal Santo Cura de Ars, en donde fue cuidado y atendido por todo el equipo del hogar.

Acompañamos con nuestra oración y pedimos a Dios Padre de Misericordia que lo acoja en su Reino eterno.

Su historia

El Padre Pedro de la Noi Ballacey, nació en Santiago el 28 de junio de 1935. Es el noveno hijo de 15 que tuvo el matrimonio compuesto por Alejandro de la Noi y Martha Ballacey.

Estudió en los Hermanos Maristas. Al terminar el 6º de humanidades tenía la intención de ser abogado, pero su vocación por el servicio a Dios fue más fuerte, motivándolo a entrar al Seminario, ordenándose sacerdote en 1958.

Se desempeñó como Párroco de San Rafael y San Isidro, ambas parroquias de la Zona Centro.

A lo largo de su vida, el Padre Pedro escribió innumerables libros de carácter filosófico, como son "El Personalismo de Teilhard de Chardin"; "San Agustín y el Personalismo Filosófico", de 1981; y "La prudencia en la formación moral a la luz de Santo Tomás", siendo esta su primera publicación.

También desarrolló diversos manuales, entre los que figuran el "Manual para aprovechar el tiempo de veraneo y excursiones" (1981), "Manual para la formación al matrimonio" (2006); y el libro para niños "A mi Padre San José". Entre algunos de sus escritos figuran: "Vida de la Beata Laura Vicuña: ejemplo para la juventud" y los "Escritos Completos de Monseñor Manuel Larraín". 

20 mayo 2020


viernes, 20 de marzo de 2020

Pascua de un gran apóstol de San José: Tarcisio Stramare



Provincia San José Marello

Queridos hermanos: les hago llegar la noticia que el Señor ha llamado a la casa eterna a nuestro hermano Padre Tarcisio Stramare. 

Dejó existir el 20 de marzo del 2020 a la edad de 91 años.

Nacido a Valdobbiadene (Trento) el 14 de setiembre de 1928

Religioso profeso de 76 años y 68 años de sacerdote.

Nace a San Vito de Valdobbiadene (Diócesis de Padua, Provincia de Treviso) hijo de Antonio Stramare y de Susana Vanzin el 14 de setiembre de 1928. En los años sucesivos la familia se transfiere a Imperia, donde trabajan los Padres Josefinos. 

En 1940 entra en la Congregación de los Oblatos de San José y estudia en Asti y Canelli. Inicia el Noviciado el 30 de octubre de 1943 a Canelli y emite la Primera Profesión Religiosa anual. Va a Armeno y luego a Canelli, en octubre de 1946, para los estudios filosóficos. En setiembre de 1947 va a Frinco como asistente y maestro de Gimnasio. El año sucesivo va a Asti para los estudios Teológicos y al mismo tiempo es asistente de la Fulgor y de los Carísimos (Seminaristas). El 6 de julio de 1952 es Ordenado Sacerdote, en setiembre se transfiere a Roma, en vía Urbana, y luego frecuenta la Universidad Gregoriana y sucesivamente el Bíblico donde se laurea en Sagrada Escritura. 

En 1957 es Asistente Central de la GIAC e inicia a escribir en la Gioventù  y en la revista Tabor del profesor Luigi Gedda, que lo tendrá como asistente de la Società Operaia (Getsemani). En 1957-1958 va a Palestina al Studium Biblicum Franciscanum. 

En agosto de 1958 es miembro del Capitulo General y enseña en el neo Pontificio Istituto Pastorale erigido por Pio XII. Desde 1959 al 1972 es asesor de P, Mariano, renombrado conferencista televisivo. En octubre de 1960 se transfiere a Roma, en vía Boccea, como responsable de los Clérigos teológicos y profesor de Sagrada Escritura. 

En octubre de 1962 es nombrado asesor de los estudios. En julio de 1964 hace parte del 8º Capitulo General. En 1968 enseña en el Pontificio Instituto “Jesus Magister” y al año siguiente toma parte al 9º Capitulo General, donde es elegido Procurador General. En agosto de 1969 es nombrado Prefecto de los Estudios. Es profesor de Sagrada Escritura en el Seminario Regional “La Quercia” (Viterbo), en la Facultad Teológica “Marianum” y al Centro Diocesano de Teología y de formación de los laicos al Apostolado. Inicia su colaboración con “L’Osservatore Romano” y a numerose revistas bíblicas y teológicas. 

En 1970 es profesor de Sagrada Escritura en le Faculta de Teología de la Pontificia Universidad Lateranense y tiene a su cargo la rúbrica “Liturgia di domani” en la Radio Vaticana, actividad ejercida también en Telepace y en la RAI. En 1973 es nombrado adjunto a la Pontificia Comisión para la Nueva Vulgata (Neo Volgata). Reconocimiento por parte de Pablo VI por su empeño y de sus méritos por este advenimiento definido “histórico” es la presencia del Arezzo del patrocinio de san José en la Parroquia de san José en Roma. 

En julio de 1975 es miembro del Capitulo General, por la cual es reelegido Procurador General. En enero de 1977 viene nombrado Vice Postulador de la causa de Beatificación de Mons. Marello. 

Elegido Director del Movimiento Josefino, en 1981, lo promueve a través de la imprenta, las publicaciones de libros, Internet y la participación a todos los Simposios internacionales sobre san José, por la cual será “Coordinador” por muchos años. 

En 1982 es Socio de la Pontificia Academia Theologica y Consultor de la S. Congregación para las Causas de los santos. En 1984 es Examinador apostólico del Clero Romano. 

Después de la Exhortación apostólica “Redemptoris Custos” (1989) de Juan Pablo II, deja todos los precedentes empeños y actividades y se retira a Asti para profundizar la teología y difundirla. 

De 1991, hasta el 2005, retoma la enseñanza en la Universidad Urbaniana. Se aleja de Roma en el 2013 para retirarse en la Casa de Reposo Mons. Marello en Asti, con largos periodos en la comunidad de “San José” en Imperia, de donde ha partido y donde el día 20 de marzo del 2020, ha terminado su largo servicio religioso y eclesial.

Su cuerpo descansará en la tumba de la Congregación, en Asti.

Nuestro querido hermano padre Tarcisio lo recordaremos por su gran amor que tuvo por San José no solo como devoto estudioso sino también como docente y divulgador de los fundamentos bíblicos y teológicos de nuestro Patrón.

Concluyendo su enseñanza ha continuado a dedicarse a esta obra del “Movimiento Josefino” por todo el tiempo que vivió en Roma y en los últimos años a Imperia, en la Parroquia de San José, donde ha continuado su misión religiosa y sacerdotal dedicándose a la catequesis sobre san José y a las confesiones, hasta sus últimos días.

Su dedicación, no solo intelectual, sino de fe a san José ha sido total sabiendo cual es el rol y la importancia de este santo en el misterio de la Encarnación. El amor apasionado por el Custodio del Redentor se ha manifestado hasta su ultimo día: tres días antes de ser internado en el hospital todavía había dejado una entrevista al diario católico Avvenire donde confirmaba que san José es «un santo amado y rico de devociones, poco estimado desde un punto de vista teológico… pero en la plenitud de los tiempos ha cooperado “al gran misterio de la Redención y es verdaderamente ministro de la salvación” (RC 8)». Su acción como animador del Movimiento Josefino ha estado siempre en sintonía con las directivas de los superiores.

Ha honrado la Congregación a través del estudio profundo de la Sagrada Escritura y la teología de san José. Dos son las contribuciones eclesiales mas significativos: la Nova Vulgata (testo oficial latino para toda la Iglesia) y la “teología” de san José propia de la Exhortación apostólica “Redemptoris Custos”.

Su amor Cristo y su dedicación a san José, quedarán como la preciosa herencia que él nos ha dejado y de la cual podemos continuamente enriquecernos. 

P. Fiorenzo Cavallaro osj

Provincial


jueves, 19 de marzo de 2020

El Papá invoca la ayuda de San José en estos tiempos de pandemia


El Papa invoca a San José para que ayude a los científicos a encontrar la forma de acabar con el coronavirus


El Papa se ha unido a la iniciativa de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) de que cada familia y comunidad religiosa rece el rosario esta noche, a las 21:00 horas. Así, Francisco ha expresado su apoyo a este “signo de unidad para todo el país” por medio de un vídeo-mensaje, en el que ha animado a unirse en “esta situación sin precedentes, en la que todo parece fallar”.

Esta situación complicada “se mide en la relación con los otros, que en este momento coinciden con los miembros más cercanos de la familia”. Por ello, el Papa ha llamado a “acercarse los unos a otros, actuando ante todo con caridad, comprensión, paciencia y perdón”. “Por necesidad, nuestros espacios pueden haberse reducido a las paredes de la casa, pero tienen un corazón más grande, donde el otro siempre puede encontrar disponibilidad y bienvenida”, ha subrayado Francisco.


Asimismo, ha recordado que “esta noche rezamos juntos, confiando en la intercesión de San José, custodio de la Sagrada Familia, custodio de cada una de nuestras familias”. “El carpintero de Nazaret”, continúa Francisco en su mensaje, “también experimentó precariedad y amargura, preocupación por el mañana, pero ha podido caminar en la oscuridad de ciertos momentos, siempre dejándose guiar sin reservas por la voluntad de Dios”.

Signo de luz

“Protege, Santo Guardián, este país nuestro”, exclama Francisco, “ilumina a los responsables del bien común, para que ellos, como tú, puedan cuidar a las personas a quienes se les confía su responsabilidad”. “Da la inteligencia de la ciencia a quienes buscan los medios adecuados para la salud y el bienestar físico de los hermanos”, continúa. “Apoye a quienes gastan en los necesitados: los voluntarios, enfermeras, médicos, que están a la vanguardia del tratamiento de los enfermos, incluso a costa de su propia seguridad”.

Francisco ha pedido a San José que también bendiga a la Iglesia para que “a partir de sus ministros” se convierta “en un signo e instrumento de tu luz y tu bondad”. Pero, sobre todo, el Papa ha recordado a los pobres y a las familias. “Construye armonía entre padres e hijos”, ha dicho, pidiendo, además, que “preserve a los ancianos de la soledad” para que nadie “quede desesperado por el abandono y el desánimo”.

Tomado de : Vida Nueva. Dígital. com
Elena Magariños
19/03/2020


viernes, 20 de septiembre de 2019

Junto a María, José será patrono del Colegio Madre del Redentor para Asia



Camino Neocatecumenal: El Papa Francisco se reúne con Kiko Argüello

Esta mañana el Santo Padre recibió en audiencia privada a Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, que estuvo acompañado por los otros dos miembros del equipo responsable del Camino al completo, Ascensión Romero y el padre Mario Pezzi.

Así lo ha informado hoy, 20 de septiembre de 2019, la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Por parte de Kiko Argüello, este encuentro ha podido constituir una oportunidad para agradecer al Papa la reciente apertura del Colegio Madre del Redentor (Redemptoris Mater) para la Evangelización de Asia con sede en Macao, China, confiado al Camino Neocatecumenal.

Colegio Madre del Redentor (Redemptoris Mater) en Macao

Efectivamente, el pasado mes de julio, según informó la Agencia de Noticias Fides, la Congregación para la Evangelización de los Pueblos instituyó oficialmente el Colegio Madre del Redentor (Redemptoris Mater) para la Evangelización de Asia, con sede en la citada región china.

El Colegio fue establecido por un decreto firmado por el cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el 29 de junio. El Colegio Madre del Redentor para Asia (Redemptoris Mater College for Asia) abrió sus puertas en septiembre con un primer grupo de estudiantes de diferentes naciones del mundo.

Evangelización de Asia

Esta iniciativa supone una respuesta al llamamiento de Juan Pablo II en la Encíclica La misión del Redentor (Redemptoris Missio), donde indicó que el continente asiático era una zona hacia la que “debería orientarse la missio ad gentes” (n.37). Igualmente, el Papa Francisco, en la Exhortación Apostólica El gozo del Evangelio (Evangelii Gaudium) invita a la Iglesia a “salir” para proclamar el Evangelio.

De acuerdo a la citada fuente, en el Estatuto del Colegio se recoge que este depende directamente de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, que mantendrá el contacto con el obispo local y que podrá tener distintas sedes en otros lugares o países.

El centro, seminario mayor de la Iglesia, tiene como objetivo preparar a futuros sacerdotes para la evangelización de Asia, acompañándolos y educándolos, tanto en los estudios filosóficos y teológicos, como en las virtudes teologales y cardinales.

Este centro de estudios misionero está encomendado especialmente a dos patronos: María, Madre del Redentor, y san José, custodio de la Sagrada Familia de Nazaret. Además, la memoria de los Santos de las Iglesias de Asia se celebrará con particular solemnidad.

Encuentro en Tor Vergata

El Papa Francisco y el fundador del Camino Neocatecumenal se vieron por última vez el 5 de mayo de 2018, en Tor Vergarta, con motivo del 50 aniversario de la presencia de este movimiento en Roma.

Allí, el Pontífice se encontró con miles de miembros del Camino, a los que indicó que “la misión pide partir” e invitó “a estar siempre afuera, peregrinos en el mundo en busca del hermano que aún no conoce la alegría del amor de Dios”.

En la actualidad, el Camino Neocatecumenal está presente en 134 naciones de los cinco continentes, con 21.300 comunidades en 6.270 parroquias. Cuenta con 1.668 familias en misión de las cuales 216 son missio ad gentes en ciudades descristianizadas en todo el mundo. Además, presentan 122 Seminarios Diocesanos Misioneros Madre del Redentor (Redemptoris Mater) y 2.500 presbíteros ordenados.


20 de septiembre de 2019 18:25
Larissa I. López

Tomado de:


jueves, 15 de agosto de 2019

A 30 años de un gran documento sobre San José: Entrevista con el P. Tarcisio Stramare, osj



Entrevista al padre Tarcisio Stramare, teólogo que colaboró con Juan Pablo II en la Custodio del Redentor (Redemptoris Custos), la exhortación apostólica sobre la misión de San José de la cual hoy se cumple el 30 aniversario.

Les explico cuán grande es el Custodio del Redentor

“Desafortunadamente en los libros de dogmática, en los seminarios y en las universidades católicas, la figura de San José está hoy absolutamente ausente. Pero ¿Cómo se pude hacer teología de la Sagrada Familia y por lo tanto de la familia si falta San José?”

Quien habla es el padre Tarcisio Stramare, religioso de los Oblatos de San José y guía, al interior de esta congregación, del Movimiento Josefino, que tiene precisamente el fin de difundir el conocimiento y el culto del que es considerado padre de Jesús.

Entre los mayores estudiosos de Josefología, el padre Tarcisio, que casi tiene 91 años conserva una lucidez que da envidia y recientemente ha publicado el gran volumen: San José. Hecho religioso y teología (Shalom 2018), fue uno de los teólogos que colaboraron con san Juan Pablo II en la elaboración  de la Custodio del Redentor (Redemptoris Custos), la exhortación apostólica centrada sobre el rol y la misión de San José en la Vida de Jesús, por lo tanto al servicio del misterio de la Redención.

Con ocasión del 30 aniversario de la Custodio del Redentor (Redemptoris Custos), que acontece, propio hoy, en la solemnidad de la Asunción de María - La Nueva Brújula entrevistó al padre Tarcisio.

El Padre Tarcisio Stramare, colaboró con Juan Pablo II en la Custodio del Redentor (Redemptoris Custos): a 30 años de distancia ¿Por qué es importante descubrir las enseñanzas de esta exhortación apostólica?

Colaboré mucho, sobre todo en el plano teológico porque esto es aquello que falta cuando se habla de San José. Más allá de los buenos discursos sobre las virtudes o de los sermoncillos que reducen a San José a un gran hombre, eso es lo que falta, y que, más aún, es esencial: su presencia en el plano de la Encarnación. Bastaría seguir el esquema del Concilio sobre la Revelación, que comprende tres elementos: hechos, palabras y el misterio en ellos contenido. Su primera función es aquella de minister salutis es decir de “ministro de la salvación” se tiene la intención, evidentemente de aquella ofrenda a los hombre de parte de Jesús. A esta obra del Redentor que los hombres pueden participar como siervos del plan de Dios: la Virgen participa de un modo absoluto, sobretodo sirviendo a Jesús como madre; y, junto a ella, San José lo sirvió como padre.

¿Es este el punto de partida para comprender el rol de San José en la Redención?

Sí, en el número 8 de la Custodio del Redentor  se escribe que “San José fue llamado por Dios a servir directamente a la persona y a la Misión de Jesús mediante el ejercicio de su paternidad”. Por lo tanto, la paternidad es el instrumento que Dios puso en manos de San José para servir a Jesús, justamente como padre. En la Custodio del Redentor se profundiza justamente la paternidad como principio teológico para mirar a San José, un principio que claramente “pasa a través del matrimonio con María, es decir, a través de la familia” (Custodio del Redentor 7).

¿En la Custodio del Redentor se destaca, por tanto, su servicio paterno hacia Jesús?

 ¡Exacto! Ahora bien, nosotros también servimos a Jesús, pero no directamente sino a través de su Iglesia, mientras que José lo sirvió directamente. Él, con la Virgen, pudo tocar con sus manos la carne de Jesús, por lo tanto su Humanidad. Y como ha sido custodio y padre de Jesús en la tierra, así hoy continua su misión paterna de protector de la Iglesia. Por esto la primera parte de la Custodio del Redentor habla de su paternidad respecto a Jesús y la última parte de su protección hacia la Iglesia. Se reitera así que la Iglesia debe dirigirse a San José y también imitarlo: la Iglesia debe por tanto aprender a servir a Jesús, como lo sirvió San José junto con María. Es importante subrayar este su papel,  junto con María, que desafortunadamente la mayoría de las veces es descuidado aún por parte del algunos mariólogos, como si la Virgen no se hubiera casado. 

Usted antes usó una expresión, ministro de la salvación, que está contenida en la Custodio del Redentor y pertenece a San Juan Crisóstomo. 

Crisóstomo es un Padre y doctor de la Iglesia. Esto nos recuerda que los Padres de la Iglesia y los escritores de Iglesia siempre se han ocupado de la figura de San José, por lo tanto no es verdadero cuando se dice que de él “no se sabe nada”… Los Padres hablan mucho y abundantemente de San José porque en sus homilías explicaban el Evangelio; y el primer Evangelio que explicaban era el de Mateo, que al inicio se detiene justamente en José.

En la Custodio del Redentor se habla también de la importancia de José en relación al trabajo humano que se acerca al misterio de la Redención. ¿Nos puede explicar este pasaje?

El punto es que Jesús “asumió” todas las realidades humanas y, entre éstas, una realidad primordial: el trabajo. Jesús por lo tanto “asumió” también el trabajo, para purificarlo y santificarlo. Ahora bien, San José, como ministro de la salvación, acercó a Jesús al trabajo, lo puso en contacto con el trabajo para que lo santificara, a fin de que fuera Él, como para las otras realidades humanas, el Redentor de todo.

Inmediatamente después de haber hablado de su ser trabajador, la Custodio del Redentor subraya el primado de la vida interior en San José. 

Juan Pablo II pone en evidencia el silencio, no como silencio en sí mismo sino visto propiamente como contemplación. Porque San José no era solamente un trabajador que después quizás se muere de cansancio y ni siquiera piensa en Dios… él era sobre todo un contemplativo. En la Custodio del Redentor se encuentra este pequeño capítulo en el que se explica bien como reconciliar acción y contemplación. Se trata de un pasaje fundamental porque San José no es una figura “fácil” que se puede agotar como modelo de hombre pobre y silencioso. Desafortunadamente en el campo teológico no lo mira casi nadie, en los manuales de teología ni siquiera se le nombra, mucho menos se concibe como él está ligado íntimamente a los misterios de la Encarnación y de la Redención.

Siempre, a propósito de la contemplación: ¿Qué cosa puede decirnos la gran devoción que tenía hacia San José, una contemplativa y reformadora del Carmelo, como santa Teresa de Ávila?

Nos dice que San José es justamente, antes que nada, un modelo de contemplación. Cada día tenía, delante de sí, la Verdad y ciertamente estaba encantado de la Verdad que es Jesús. Si falta la contemplación también la acción  se convierte… en un acto y basta. Contemplar significa estar aferrado por la Verdad. Para dar un ejemplo: en base al amor tú trabajas,  por esto, entre más fuerte sea el amor por tu familia más motivado estará tu trabajo. La contemplación y el Amor, y es a través de ésta que el trabajo puede unirse al Amor. Contemplar quiere decir amar, y amar quiere decir conocer: si amas, entonces lo haces con esfuerzo, con sacrificio de ti. San José dio toda su vida a Jesús porque lo amaba. 

Mirando a los últimos dos siglos comparando la creciente secularización, los Papas, desde Pío IX que lo declaró patrono universal de la Iglesia en adelante, promovieron mucho la devoción a San José. Y sin embargo hoy, en la misma Iglesia no se “observa” el papel de San José ¿Se puede hacer un paralelo con el hecho que la paternidad, al nivel más general de la sociedad, esté bajo ataque? 

¡Ciertamente, de hecho hoy hay necesidad de este tema de la paternidad y es necesario mostrar a San José y hablar de él! Si pensamos en el matrimonio ¿Cómo se puede hacer teología de la familia sin la Sagrada Familia? Sí, se dice que es un modelo, pero todo termina allí. De este modo se hace sólo moralismo, no teología.

Tenemos necesidad de entender que la familia es parte integrante de la Encarnación y de la Redención y que en la Sagrada Familia, con Jesús, están justamente María y José. En la Custodio del Redentor se menciona un argumento que trato en algunos capítulos de mi último libro y es el de la pertenencia de San José a la misma unión hipostática. Porque la Encarnación del Verbo se da a través de esta unión que requiere la presencia de María y José, de ninguna manera son personajes de adorno. Son parte de la esencia de la Encarnación, porque Dios se encarnó en una familia. Es esta la grandeza que necesita destacarse.

Ermes Dovico
15 de agosto de 2019

Tomado de La Nuova Bussola Quotidiana:



Traducción del Italiano:

P. Óscar Alejandro, m. j.









Letanías a San José

San José

Como tú (Canto a San José)

Himno a San José (Popular en Chile)

Fan de San José

San José abriga a la Virgen María, en su vestimenta

Meditación Papa Francisco sobre la Sagrada Familia 28dic2014

Maestro de fe (Canto a San José)

Atento a Dios (Versión CD)

¡Enséñame José!

Magníficat de San José

¡Abbá José!

¡Tú eres un nuevo José!

)

Hijo de Dios, hijo de José

Video: invitación fiesta de San José en San Esteban

Himno a San José

Súplica a San José, custodio y padre

Canto de ofertorio misa de San José: Pan y Vino

Mañanitas a San José

Canto a San José: 'Tu justicia

21feb2014 Modelo de amor al Señor (Canto a San José)

Entrevista con uno de los grandes especialistas del Centro Josefino Español

Homilía de apertura del XI Simposio Internacional sobre San José

Entrevista de Radio Vaticano con ocasión del XI Simposio Internacional sobre San José

Palabras de Bienvenida del Obispo de Ciudad Guzmán

Primer día del Simposio Internacional sobre San José

Video: Protector de la vida (Canto a San José)

San José en el escudo del Papa Francisco

Duerme (Canto a San José)

Canto: El silencio de San José

Fiesta de San José en el Cuzco 2012

Video: Fiesta de San José 2012 en la Parroquia de San Esteban

¡Grande eres, José!

Video: Vamos a Jugar señor San José (Canto)

Video: Plegaria, canto a San José

Video: Canto a San José del Ministerio de Música Cristo Rey

Video: José de María inseparable

En casa de José de Nazaret

Casita de Nazaret (Canto a la Sagrada Familia)

Recordando a un gran apostol de San José. 100 años de su pascua al Padre

Jóvenes de San José

¿Qué decir? (Canto a San José)

Un fragmento de la obra "Canción de José"

San José una fuente de inspiración la vocación a la paternidad

La fuente número 100 del Vaticano, dedicada a San José

Carpintería José (Canto a San José)

Joven Nazareno (Canto a San José)

San José (Canto a San José)

Video: Villancico de José

Video: San José, una historia de amor (Canto a San José)

Video: Tu mirada (Canto a San José)

En el Jubileo de los 100 años de un gran apóstol de San José, II Parte

En el Jubileo de 100 años de la partida de un apóstol de San José

Imágenes X Simposio Internacional sobre San José 2009

San José en el Simposio Internacional de Kevelaer 2005

San José en la pintura de Ricardo González Copado

San José en 'El pulso de la fe'

Conversación con San José / Rozmowa ze Świętym Józefem

Audio: La virtud de San José

Video: San José, un hombre, un santo

Video: 18 de marzo de 2009 Meditación Josefina en el rezo de Vísperas de Benedicto XVI

Video: 19 de marzo de 2009 Palabra de vida dedicada a San José por el P. Jesús Higueras

Video: 19 de marzo de 2009 La actualidad de San José. Por José Luis Navas

Canto: 'Carpintero'. Un canto del cantautor católico Felipe Gómez

Benedicto XVI, Misa del 19 de marzo de 2009. Viaje Camerún-Angola.

IPH, Podcast