jueves, 15 de agosto de 2019

A 30 años de un gran documento sobre San José: Entrevista con el P. Tarcisio Stramare, osj



Entrevista al padre Tarcisio Stramare, teólogo que colaboró con Juan Pablo II en la Custodio del Redentor (Redemptoris Custos), la exhortación apostólica sobre la misión de San José de la cual hoy se cumple el 30 aniversario.

Les explico cuán grande es el Custodio del Redentor

“Desafortunadamente en los libros de dogmática, en los seminarios y en las universidades católicas, la figura de San José está hoy absolutamente ausente. Pero ¿Cómo se pude hacer teología de la Sagrada Familia y por lo tanto de la familia si falta San José?”

Quien habla es el padre Tarcisio Stramare, religioso de los Oblatos de San José y guía, al interior de esta congregación, del Movimiento Josefino, que tiene precisamente el fin de difundir el conocimiento y el culto del que es considerado padre de Jesús.

Entre los mayores estudiosos de Josefología, el padre Tarcisio, que casi tiene 91 años conserva una lucidez que da envidia y recientemente ha publicado el gran volumen: San José. Hecho religioso y teología (Shalom 2018), fue uno de los teólogos que colaboraron con san Juan Pablo II en la elaboración  de la Custodio del Redentor (Redemptoris Custos), la exhortación apostólica centrada sobre el rol y la misión de San José en la Vida de Jesús, por lo tanto al servicio del misterio de la Redención.

Con ocasión del 30 aniversario de la Custodio del Redentor (Redemptoris Custos), que acontece, propio hoy, en la solemnidad de la Asunción de María - La Nueva Brújula entrevistó al padre Tarcisio.

El Padre Tarcisio Stramare, colaboró con Juan Pablo II en la Custodio del Redentor (Redemptoris Custos): a 30 años de distancia ¿Por qué es importante descubrir las enseñanzas de esta exhortación apostólica?

Colaboré mucho, sobre todo en el plano teológico porque esto es aquello que falta cuando se habla de San José. Más allá de los buenos discursos sobre las virtudes o de los sermoncillos que reducen a San José a un gran hombre, eso es lo que falta, y que, más aún, es esencial: su presencia en el plano de la Encarnación. Bastaría seguir el esquema del Concilio sobre la Revelación, que comprende tres elementos: hechos, palabras y el misterio en ellos contenido. Su primera función es aquella de minister salutis es decir de “ministro de la salvación” se tiene la intención, evidentemente de aquella ofrenda a los hombre de parte de Jesús. A esta obra del Redentor que los hombres pueden participar como siervos del plan de Dios: la Virgen participa de un modo absoluto, sobretodo sirviendo a Jesús como madre; y, junto a ella, San José lo sirvió como padre.

¿Es este el punto de partida para comprender el rol de San José en la Redención?

Sí, en el número 8 de la Custodio del Redentor  se escribe que “San José fue llamado por Dios a servir directamente a la persona y a la Misión de Jesús mediante el ejercicio de su paternidad”. Por lo tanto, la paternidad es el instrumento que Dios puso en manos de San José para servir a Jesús, justamente como padre. En la Custodio del Redentor se profundiza justamente la paternidad como principio teológico para mirar a San José, un principio que claramente “pasa a través del matrimonio con María, es decir, a través de la familia” (Custodio del Redentor 7).

¿En la Custodio del Redentor se destaca, por tanto, su servicio paterno hacia Jesús?

 ¡Exacto! Ahora bien, nosotros también servimos a Jesús, pero no directamente sino a través de su Iglesia, mientras que José lo sirvió directamente. Él, con la Virgen, pudo tocar con sus manos la carne de Jesús, por lo tanto su Humanidad. Y como ha sido custodio y padre de Jesús en la tierra, así hoy continua su misión paterna de protector de la Iglesia. Por esto la primera parte de la Custodio del Redentor habla de su paternidad respecto a Jesús y la última parte de su protección hacia la Iglesia. Se reitera así que la Iglesia debe dirigirse a San José y también imitarlo: la Iglesia debe por tanto aprender a servir a Jesús, como lo sirvió San José junto con María. Es importante subrayar este su papel,  junto con María, que desafortunadamente la mayoría de las veces es descuidado aún por parte del algunos mariólogos, como si la Virgen no se hubiera casado. 

Usted antes usó una expresión, ministro de la salvación, que está contenida en la Custodio del Redentor y pertenece a San Juan Crisóstomo. 

Crisóstomo es un Padre y doctor de la Iglesia. Esto nos recuerda que los Padres de la Iglesia y los escritores de Iglesia siempre se han ocupado de la figura de San José, por lo tanto no es verdadero cuando se dice que de él “no se sabe nada”… Los Padres hablan mucho y abundantemente de San José porque en sus homilías explicaban el Evangelio; y el primer Evangelio que explicaban era el de Mateo, que al inicio se detiene justamente en José.

En la Custodio del Redentor se habla también de la importancia de José en relación al trabajo humano que se acerca al misterio de la Redención. ¿Nos puede explicar este pasaje?

El punto es que Jesús “asumió” todas las realidades humanas y, entre éstas, una realidad primordial: el trabajo. Jesús por lo tanto “asumió” también el trabajo, para purificarlo y santificarlo. Ahora bien, San José, como ministro de la salvación, acercó a Jesús al trabajo, lo puso en contacto con el trabajo para que lo santificara, a fin de que fuera Él, como para las otras realidades humanas, el Redentor de todo.

Inmediatamente después de haber hablado de su ser trabajador, la Custodio del Redentor subraya el primado de la vida interior en San José. 

Juan Pablo II pone en evidencia el silencio, no como silencio en sí mismo sino visto propiamente como contemplación. Porque San José no era solamente un trabajador que después quizás se muere de cansancio y ni siquiera piensa en Dios… él era sobre todo un contemplativo. En la Custodio del Redentor se encuentra este pequeño capítulo en el que se explica bien como reconciliar acción y contemplación. Se trata de un pasaje fundamental porque San José no es una figura “fácil” que se puede agotar como modelo de hombre pobre y silencioso. Desafortunadamente en el campo teológico no lo mira casi nadie, en los manuales de teología ni siquiera se le nombra, mucho menos se concibe como él está ligado íntimamente a los misterios de la Encarnación y de la Redención.

Siempre, a propósito de la contemplación: ¿Qué cosa puede decirnos la gran devoción que tenía hacia San José, una contemplativa y reformadora del Carmelo, como santa Teresa de Ávila?

Nos dice que San José es justamente, antes que nada, un modelo de contemplación. Cada día tenía, delante de sí, la Verdad y ciertamente estaba encantado de la Verdad que es Jesús. Si falta la contemplación también la acción  se convierte… en un acto y basta. Contemplar significa estar aferrado por la Verdad. Para dar un ejemplo: en base al amor tú trabajas,  por esto, entre más fuerte sea el amor por tu familia más motivado estará tu trabajo. La contemplación y el Amor, y es a través de ésta que el trabajo puede unirse al Amor. Contemplar quiere decir amar, y amar quiere decir conocer: si amas, entonces lo haces con esfuerzo, con sacrificio de ti. San José dio toda su vida a Jesús porque lo amaba. 

Mirando a los últimos dos siglos comparando la creciente secularización, los Papas, desde Pío IX que lo declaró patrono universal de la Iglesia en adelante, promovieron mucho la devoción a San José. Y sin embargo hoy, en la misma Iglesia no se “observa” el papel de San José ¿Se puede hacer un paralelo con el hecho que la paternidad, al nivel más general de la sociedad, esté bajo ataque? 

¡Ciertamente, de hecho hoy hay necesidad de este tema de la paternidad y es necesario mostrar a San José y hablar de él! Si pensamos en el matrimonio ¿Cómo se puede hacer teología de la familia sin la Sagrada Familia? Sí, se dice que es un modelo, pero todo termina allí. De este modo se hace sólo moralismo, no teología.

Tenemos necesidad de entender que la familia es parte integrante de la Encarnación y de la Redención y que en la Sagrada Familia, con Jesús, están justamente María y José. En la Custodio del Redentor se menciona un argumento que trato en algunos capítulos de mi último libro y es el de la pertenencia de San José a la misma unión hipostática. Porque la Encarnación del Verbo se da a través de esta unión que requiere la presencia de María y José, de ninguna manera son personajes de adorno. Son parte de la esencia de la Encarnación, porque Dios se encarnó en una familia. Es esta la grandeza que necesita destacarse.

Ermes Dovico
15 de agosto de 2019

Tomado de La Nuova Bussola Quotidiana:



Traducción del Italiano:

P. Óscar Alejandro, m. j.









miércoles, 31 de julio de 2019

Una hermosa talla de San José del Escultor granadino Pedro Mena



¿Era joven san José? Este genio del Barroco lo plasmó en su escultura

Una escultura de Pedro de Mena, el genial artista del Barroco español, es la última adquisición del Museo Nacional de Escultura de Valladolid (España). Se trata de “San José y el Niño”, esculpida en madera policromada y fechada en el siglo XVII.

La imagen fue adquirida el año pasado por el Ministerio de Cultura Español y costó 150.000 euros. Se trata de una pieza de primera magnitud, que presentaron esta semana al público la directora del museo, María Bolaños, y el conservador Miguel Ángel Marcos.

Con ella el público podrá ver la exposición-cápsula ‘El museo crece. Sobre la exposición de una obra de Pedro de Mena’, que es una forma divulgativa de acercar el arte al público.

La imagen de San José representa a un hombre joven y guapo que sostiene al Niño Jesús en sus brazos y le mira con ternura.

Los falsos textos sobre la ancianidad de José

De vez en cuando surge la pregunta de si San José era joven o anciano. Ya en obras apócrifas (es decir, no auténticas) como la (falsa) Epístola de san Jerónimo o el (falso) Evangelio de la Infancia sus autores querían destacar la virginidad de santa María y, seguramente con toda su buena intención, creyeron que un modo de hacerlo era describir un San José viejo, al que le faltaría ya virilidad.

Michel Gasnier, en su precioso libro de espiritualidad “Los silencios de San José”, explica que es de sentido común pensar que San José sería joven para que a los ojos de sus contemporáneos pudiera creerse que era el padre de Jesús de una forma natural. También así José podría ejercer con el Niño “la tarea de protector y de padre nutricio que Dios iba a confiarle”.

En la iconografía antigua ya se le presenta como joven a imberbe: en una piedra sepulcral del siglo III d.C. encontrada en las catacumbas de san Hipólito y en el sarcófago de san Celso (del siglo IV d.C.), en Milán.

En el caso de la talla de Pedro de Mena, se trata de una obra barroca elaborada por un genio del detalle, que mueve a la piedad y a la devoción a San José, que se extendió enormemente en el siglo XVII como modelo de santidad y patrón de la buena muerte.

Pedro de Mena es un escultor granadino conocido por su maestría en la talla religiosa. En el museo de Valladolid pueden verse también otras dos obras maestras salidas de su taller: “Ecce Homo” y la “Magdalena Penitente”.

Tesoros sacados del almacén

La talla de Pedro de Mena no queda en solitario para el visitante. El Museo Nacional de Escultura de Valladolid ha abierto al público una interesantísima exposición en la que pueden verse obras que éste conserva habitualmente en su almacén.

Muchas de ellas son anónimas, de artistas no tan conocidos… lo que ha hecho que no vean la luz habitualmente. Sin embargo, con este montaje uno queda admirado de la belleza del arte religioso que se esconde en los talleres y almacenes del museo.

La muestra lleva el sugerente título “Almacén, El lugar de los invisibles” y podrá verse hasta el 17 de noviembre. La entrada es gratuita.

Dolors Massot
31 de julio de 2019

Tomado de:








domingo, 14 de julio de 2019

El retablo del Asilo de San José será rescatado y restaurado



El retablo de la capilla del antiguo Asilo San José será restaurado

Ayuntamiento y Obispado de Cádiz y Ceuta apuestan por su conservación y traslado a la Iglesia de la Palma

El Ayuntamiento quiere restaurar el retablo de la Capilla del Asilo de San José, en los próximos meses. Así se ha concretado durante la reunión mantenida con el Vicario Episcopal del Campo de Gibraltar, Jose Marina y el Consejo Local de Hermandades, y a la que han asistido dos restauradores.

Así pues, en la reunión se ha acordado que los técnicos, tras un estudio detallado del estado de conservación del retablo, elaborarán una propuesta de actuación para su tratamiento y restauración.



El retablo es el elemento principal de la capilla, tiene tres calles siendo más ancha la central, que estuvo ocupada por la imagen de la Virgen de los Desamparados, situada en una hornacina cubierta con arco apuntado, imagen desaparecida en 1931 con motivo de actos desafortunados llevados a cabo durante la República.

Tanto el Ayuntamiento de Algeciras, como el Obispado de Cádiz y Ceuta, apuestan por la conservación del singular retablo y su traslado a la Iglesia Mayor de la ciudad.

14 de julio de 2019

Tomado de:


miércoles, 26 de junio de 2019

Robo en Iglesia de San José de Córdoba



Ultrajan iglesia de San José; se llevaron limosnas

Córdoba, Ver.- La mañana de este miércoles la iglesia de San José ubicada en calle 12 fue saqueada por desconocidos ultrajando las alcancías con las limosnas; con este robo ya son dos las iglesias saqueadas por delincuentes, la primera fue San Nicolás de Bari.

Los hechos fueron dados a conocer por el párroco vicario Jorge Morales Baigen esto mediante un comunicado informativo:

Con suma tristeza, decepción e impotencia nos sumamos al lamentable escenario de injusticia, inseguridad e impunidad que se vive en nuestra ciudad de Córdoba. Al dolor de fieles y ciudadanos que viven con temor por este ambiente en el cual no estamos seguros.

Hoy por la mañana, a las 7:15 a.m. al abrir el templo parroquial, el sacristán informó del robo de las alcancías, hecho que se ha repetido, -pues apenas hace 15 días sufrimos este mismo acontecimiento, y no se hizo público al esperar la acción de las autoridades competentes-, y por desgracia, como todos, seguimos esperando esta respuesta que a veces solo queda como una voz al aire con las palabras huecas de un discurso repetitivo y cansado de que todo está bien.

Aunque las pérdidas son materiales, ya que gracias a Dios no profanaron las imágenes de veneración, el Santísimo Sacramento, ni algún objeto de culto, es lamentable el hecho de inseguridad -que en las mismas Iglesias, un lugar de encuentro con Dios- no se pueda encontrar la paz al ser atacados por personas que hacen el mal.

Mi paz les dejo, mi paz les doy (Jn 14, 27). Es el deseo de nuestro Señor Jesucristo, y que ahora resuenan con mayor intensidad. Con nuestros obispos de México que en el 2014 se pronunciaron, nos sumamos y decimos: ¡Basta ya! Basta de esta inseguridad. No ofreceremos más informes a los medios de información locales, pues creemos que este medio es suficiente para que conozcan la situación.

Nos ponemos en las manos de Dios, pero como Iglesia caminamos juntos con las personas que sufren. Que en Cristo nuestra paz, Córdoba y todo México tenga una vida digna.

Paz y bien…
­

Guadalupe Castillo
Miércoles 26 de junio de 2019

Ver:


San José

Como tú (Canto a San José)

Himno a San José (Popular en Chile)

Fan de San José

San José abriga a la Virgen María, en su vestimenta

Meditación Papa Francisco sobre la Sagrada Familia 28dic2014

Maestro de fe (Canto a San José)

Atento a Dios (Versión CD)

¡Enséñame José!

Magníficat de San José

¡Abbá José!

¡Tú eres un nuevo José!

)

Hijo de Dios, hijo de José

Video: invitación fiesta de San José en San Esteban

Himno a San José

Súplica a San José, custodio y padre

Canto de ofertorio misa de San José: Pan y Vino

Mañanitas a San José

Canto a San José: 'Tu justicia

21feb2014 Modelo de amor al Señor (Canto a San José)

Entrevista con uno de los grandes especialistas del Centro Josefino Español

Homilía de apertura del XI Simposio Internacional sobre San José

Entrevista de Radio Vaticano con ocasión del XI Simposio Internacional sobre San José

Palabras de Bienvenida del Obispo de Ciudad Guzmán

Primer día del Simposio Internacional sobre San José

Video: Protector de la vida (Canto a San José)

San José en el escudo del Papa Francisco

Duerme (Canto a San José)

Canto: El silencio de San José

Fiesta de San José en el Cuzco 2012

Video: Fiesta de San José 2012 en la Parroquia de San Esteban

¡Grande eres, José!

Video: Vamos a Jugar señor San José (Canto)

Video: Plegaria, canto a San José

Video: Canto a San José del Ministerio de Música Cristo Rey

Video: José de María inseparable

En casa de José de Nazaret

Casita de Nazaret (Canto a la Sagrada Familia)

Recordando a un gran apostol de San José. 100 años de su pascua al Padre

Jóvenes de San José

¿Qué decir? (Canto a San José)

Un fragmento de la obra "Canción de José"

San José una fuente de inspiración la vocación a la paternidad

La fuente número 100 del Vaticano, dedicada a San José

Carpintería José (Canto a San José)

Joven Nazareno (Canto a San José)

San José (Canto a San José)

Video: Villancico de José

Video: San José, una historia de amor (Canto a San José)

Video: Tu mirada (Canto a San José)

En el Jubileo de los 100 años de un gran apóstol de San José, II Parte

En el Jubileo de 100 años de la partida de un apóstol de San José

Imágenes X Simposio Internacional sobre San José 2009

San José en el Simposio Internacional de Kevelaer 2005

San José en la pintura de Ricardo González Copado

San José en 'El pulso de la fe'

Conversación con San José / Rozmowa ze Świętym Józefem

Audio: La virtud de San José

Video: San José, un hombre, un santo

Video: 18 de marzo de 2009 Meditación Josefina en el rezo de Vísperas de Benedicto XVI

Video: 19 de marzo de 2009 Palabra de vida dedicada a San José por el P. Jesús Higueras

Video: 19 de marzo de 2009 La actualidad de San José. Por José Luis Navas

Canto: 'Carpintero'. Un canto del cantautor católico Felipe Gómez

Benedicto XVI, Misa del 19 de marzo de 2009. Viaje Camerún-Angola.

IPH, Podcast