viernes, 30 de julio de 2010

El templo de la Sagrada Familia diseñado por Gaudí será basílica

El Papa declarará basílica a la Sagrada Familia de Barcelona

El templo expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona, ideado por Antonio Gaudí, el 7 de noviembre próximo será proclamado Basílica por el papa Benedicto XVI, tras su dedicación al culto en una ceremonia a la que también asistirán los Reyes de España. Lo anunció el arzobispo de Barcelona, cardenal Lluis Martínez Sistach, en una rueda de prensa celebrada ante un centenar de periodistas en la sala Gaudí del museo diocesano de Barcelona. El purpurado explicó numerosos detalles de la estadía del Papa en Barcelona, donde, además de consagrar el templo de la Sagrada Familia, visitará la escuela para discapacitados de la fundación diocesana del Niño Dios.

Sólo 7.500 personas podrán seguir la eucaristía dentro del templo, cuya capacidad es para 10.000 personas, aunque está prevista la instalación de pantallas gigantes y la instalación de sillas en los exteriores del templo para conseguir que medio millón de personas puedan participar en la celebración.

El Cardenal explicó que las invitaciones para acceder al interior del templo se destinarán a parroquias, delegaciones diocesanas, consejos pastorales, curia, pero el deseo expreso es que haya una representación de familias, enfermos, jóvenes y discapacitados.Procedente de Santiago de Compostela, que este año celebra Año Xacobeo, el Papa llegará a Barcelona a las 21 del sábado 6 de noviembre, y a las 9.15 del día siguiente realizará un recorrido en papamóvil hasta el templo de la Sagrada Familia, donde la misa comenzará a las 10. El vehículo dará un paseo por los alrededores del templo para poder saludar a la muchedumbre que seguirá la celebración desde el exterior.

En la celebración, en la que tendrá lugar la consagración de la iglesia, el Papa combinará el uso del catalán, el castellano y el latín.

A las 12 rezará el Ángelus en la fachada del Nacimiento del templo y, posteriormente, almorzará con los obispos.

El cardenal Sistach confirmó que el Papa visitará la Obra Benéfico Social del Niño Dios en Barcelona, cuya tarea siguen llevando las Franciscanas del Sagrado Corazón desde finales del siglo XIX, donde recibirá a familias de niños con discapacidades físicas y psíquicas o enfermedades graves. El Papa estará con estas familias, rezará con ellas y las escuchará, explicó el cardenal, que subrayó que la visita se realizará con "mucha austeridad" por deseo expreso del Papa y del Arzobispado.

Más allá de la consagración del templo, el cardenal Sistach manifestó su "sueño" de que las obras del proyecto de Gaudí culminen en 2026 cuando se cumple el centenario de la muerte del arquitecto catalán.

Por el momento, no está prevista ninguna reunión con el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el protocolo de seguridad que rodeará la visita se está trabajando primero con el Ministerio del Interior.

Los Reyes despedirán al Papa en su regreso a Roma desde el Aeropuerto de El Prat, después de que los Príncipes de Asturias lo reciban a su llegada al Aeropuerto de Santiago.

AICA, 30 de julio de 2010

Tomado de:

martes, 27 de julio de 2010

Fiesta en honor a San José en Serra


Fiestas en honor a San José y a la Virgen de los Ángeles

Viernes 30 de julio

A las 19:00 horas, las Clavariesas de la Virgen de los Ángeles nos ofrecen la tradicional “Entrà de la Murta” junto con los clavarios de San José.

A las 20:00 horas, pasacalle de acompañamiento con charanga por toda la población, ofrecido por los clavarios de San José.

A las 23:30 horas, pasacalle de disfraces con la charanga y al finalizar discomóvil en el parking del Ayuntamiento, por gentileza de los Clavarios de San José.

Sábado 31 de julio

A las 19:30 horas, los Clavarios de San José organizan una batucada por las calles de la población.
A las 23:30 horas en el parking del Ayuntamiento, orquesta organizada por los Clavarios de San José.

Domingo 1 de agosto. FESTIVIDAD DE SAN JOSÉ, Patrón de Serra.

A las 11:00 horas, pasacalle de Clavarios de San José, Reina de las Fiestas, Corte de Honor y Autoridades.
.
A las 11:30 horas, celebración de Misa Solemne en honor a San José para a continuación, llevar a cabo la ofrenda de flores al Santo ante la imagen existente en el Cantó de la Torre.
.
A las 20:30 horas Solemne Procesión en honor a San José.
.
A las 23:30 horas, “Nit d’Albaes” a cargo de las Clavariesas de la Virgen de los Ángeles.

Lunes 2 de agosto. FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DE LOS ÁNGELES, patrona de Serra.

A las 11:00 horas, pasacalle de Clavariesas de la Virgen de los Ángeles, Reina de las fiestas, Corte de Honor y Autoridades.

A las 11:30 horas, celebración de la Misa Solemne en honor a Nuestra Señora la Virgen de los Ángeles.

A las 20:30 horas, Solemne Procesión de Nuestra Señora la Virgen de los Ángeles, Patrona de Serra.

A las 00:30 horas, las Clavariesas de la Virgen de los Ángeles ofrecen en el parking del Ayuntamiento, la actuación de la orquesta Excelsior.

Información elaborada por:

TOURIST INFO SERRA
Calle Sagunt,31, bajo
27 Julio 2010

Tomado de:

jueves, 15 de julio de 2010

Índice en español de una revista italiana, la Santa Crociata, dedicada a San José


Índice de la Santa crociata in onore di San Giuseppe
(La santa cruzada en honor de San José)

n. 7, julio-agosto de 2010

Te presento el índice, en español, de la revista italiana: La santa crociata in onore di San Giuseppe (La santa cruzada en honor de San José, 1914). Ésta es una publicación del Santuario de San José al Trionfale (Roma). La revista está a cargo de los Siervos de la Caridad (24/III/1908) de Don Guanella (1842-1915).

Julio-Agosto 2010

Editorial
Descanso en Nazaret
En las fuentes de la espiritualidad

Mario Carrera

Continuar el encuentro
Crónica de un adiós

Vito Viganò

Intenciones de oración de Julio-Agosto
Oración de la mamá de un sacerdote. P. Angelo Sceppacerca

Espiritualidad
Las hayas y los robles “maestros” de la fe. Anna Maria Cànopi

Sus cartas
A cargo de la Redacción

El Ángulo de la contemplación
A cargo de la Redacción

Espiritualidad
6* / Los mandamientos
Saber bendecir a Dios y dar esplendor al hombre
.
Ottavio De Bertolis

El pecado, cancer del alma.
Sandro Vitalini

A 75 años de la muerte del venerable Aurelio Bacciarini
Invitación a recuperar las grandes memorias

Angelo Forti

La lectura de la Biblia
Libro actual para un corazón que cree y que ama

Franco Cardini

Teología de San José
Devoción a San José
El escapulario
Tarcisio Stramare

Arte Sacro
3*/ Las grandes reliquias
La santa faz en Manoppello
. Heinrich Pfeiffer


Citas para una ayuda
1*/ Testamento biológico
Las declaraciones anticipadas de tratamiento
Donato Cauzzo

Los oficios
El antiguo oficio del herrero. Carlo Lapucci

Vida de la Basílica
Itinerario fotográfico de una profecía de la caridad. Graziella Fons

El calendario y sus fechas
A cargo de Stefania Severi

Las páginas del reconocimiento
A cargo de Enrico Fasciolo

En la familia de San José
A cargo de Elisa Rauco

Tomado de:

http://www.piaunionedeltransito.org/Santa_Crociata_7_2010.html

viernes, 9 de julio de 2010

Índice de la revista italiana ‘Vita Giuseppina’ (Vida Josefina) julio-agosto 2010


Vita Giuseppina (Vida Josefina). Año CXVI, N. 6, julio-agosto 2010

Te presento el índice, en español, de la revista Vida Josefina (Vita Giuseppina, 1894). Ésta es una publicación de la Congregación de San José (Josefinos de Murialdo), congregación fundada el 19 de marzo de 1873 por San Leonardo Murialdo (1828-1900).

El horizonte

p. 3 Aquel 28 de abril… P. Mario Aldegani, csj Superior General

Gran Angular

p. 4 Los engaños de la música. Giuseppe Novero

Reportaje

p. 6 Encuentro internacional de la Familia de Murialdo
p. 10 Hombres de Dios. Pier Giuseppe Accornero

Encuentros

p. 11 Desde hace treinta años. P. Giuseppe Taveri

Leonardo Murialdo

p. 12 La cruz de las deudas. P. Giuseppe Fossati
p. 13 Nos escriben

Voz a los jóvenes

p. 14 ¿Todavía existe la normalidad y el buen sentido? P. M. Rocchi y algunos jóvenes.
.
Fdm

p. 16 Un evento histórico...

p. 17 Vita jóvenes.

En familia

p. 21 Experiencia de Iglesia... experiencia de familia. Monia Scarparo

Murialdinas

p. 22 Viajando en el mundo murialdino. Sor Emma Bellotto

Vida de la Iglesia

p. 23 Estilos de Vida. P. Tullio Locatelli

Actualidad

p. 24 El carisma josefino en el Laurentino 38, Roma. P. Gino Giansante
p. 26 Amigos y Ex Alumnos: abiertos a la internacionalidad. A cargo de un exalumno.
p. 27 Los exalumnos de Vicenza. Mario Pavan
p. 28 En la casa del Padre
p. 30 Flash de vida
p. 34 Contraluz
p. 35 San José. Fidenzio Nalin

Índice tomado de:


Traducción del Italiano:

P. Óscar Alejandro, m. j.

jueves, 8 de julio de 2010

Meditación en honor a San José


Meditación de Hablar con Dios

14ª Semana. Miércoles
Id a José

— José, hijo de Jacob, figura de San José, Esposo virginal de María.
— Patrocinio de San José sobre la Iglesia universal y sobre cada uno de nosotros. Acudir a él en las necesidades.
— Ite ad Ioseph... Id a José.
I. Muchos cristianos a lo largo de los siglos, conscientes de la misión excepcional de San José en la vida de Jesús y de María, han buscado en la historia del pueblo hebreo hechos e imágenes que prefiguran al esposo virginal de María, pues el Antiguo Testamento anuncia al Nuevo. Numerosos Padres de la Iglesia han visto un anuncio profético en el personaje del mismo nombre, hijo del Patriarca Jacob. El Papa Pío IX, al proclamar a San José patrono de la Iglesia universal, recogía estos testimonios antiguos. También la Liturgia muestra este mismo paralelismo. No solo tenían el mismo nombre, sino que también es posible encontrar en ellos virtudes y actitudes, en una vida entretejida de pruebas y alegrías, de grandes coincidencias.

José, hijo de Jacob, y el esposo virginal de María, por una serie de circunstancias providenciales, fueron a Egipto: el primero, perseguido por sus hermanos y entregado por envidia que prefigura la traición que se habría de cometer con Cristo; el segundo, huyendo de Herodes para salvar a Aquel que traía la salvación al mundo1.

José, hijo de Jacob, recibió de Dios el don de interpretar los sueños del faraón, siendo advertido así de lo que sucedería más tarde. El nuevo José recibió también en sueños los mensajes de Dios. A aquel –señala San Bernardo– le fue dada la inteligencia de los misterios de los sueños; este mereció conocer y participar de los misterios soberanos2.

Parece como si los sueños del primero, aunque verificados en su persona, hubieran tenido su plena realización en el segundo. Tuvo también José un sueño que contó a sus hermanos... Díjoles... Estábamos nosotros en el campo atando gavillas y vi que se levantaba mi gavilla y se tenía de pie, y las vuestras la rodeaban y se inclinaban ante la mía, adorándola... Tuvo José otro sueño, que contó también a sus hermanos, diciendo: ...He visto que el sol, la luna y once estrellas me adoraban...3. Estos sueños se cumplieron cuando Jacob, su padre, se trasladó a Egipto con toda su familia y se prosternó efectivamente ante José, convertido en virrey del país. Pero, a la vez, podemos pensar que su sueño prefiguraba el misterio de la casa de Nazaret, en la que Jesús, Sol de justicia, y María, alabada en la Liturgia como una brillante Luna blanca y bella, se someterían a la autoridad del jefe de familia, y cuando tantos cristianos acudiesen a él con devoción a solicitar toda clase de ayudas.

El primer José obtuvo la confianza y el favor del faraón y se convirtió en intendente de los graneros de Egipto, y cuando el hambre asolaba los pueblos vecinos y acudían al faraón en demanda de trigo para subsistir, este les decía: Id a José y haced lo que él os diga4. Cuando el hambre cubrió toda la tierra, José abrió los graneros y repartió raciones a los egipcios... Y de todos los países venían a comprar a José, porque el hambre arreciaba en todas partes.

Y ahora que también el hambre asola la tierra –hambre principalmente de doctrina, de piedad, de amor–, la Iglesia nos recomienda: Id a José. Ante tantas necesidades que personalmente padecemos, nos dice: acudid al Santo Patriarca de Nazaret.

Tenemos en nuestra vida momentos de grandes indecisiones, de incertidumbres, de necesidades urgentes. ¡Id a José!, nos dice Jesús: el que en la vida tuvo la misión tan grande de cuidar de Mí y de mi Madre en nuestras necesidades corporales, el que amparó nuestras vidas en tantos momentos difíciles, continuará cuidando de Mí en mis miembros, que son todos los hombres necesitados. Id a José, él os dará todo cuanto os sea necesario.

II. Este es el criado fiel y solícito a quien el Señor ha puesto al frente de su familia5. Son palabras que la Liturgia aplica a San José: padre fiel y solícito, que atiende con prontitud las necesidades de esa gran familia del Señor, que es la Iglesia.

A Jesús le es muy grato que tratemos y pidamos ayuda al que tanto amó Él en la tierra y ahora en el Cielo, del que tantas cosas aprendió, con quien conversó desde que pudo pronunciar las primeras palabras.

José gobernó la casa de Nazaret con autoridad de padre, y la Sagrada Familia no solo simboliza la Iglesia sino que en cierto modo la contenía, como la semilla al árbol, como la fuente al río. La santa casa de Nazaret llevaba las premisas de la Iglesia naciente. Es esta la razón por la que el santo Patriarca «considera particularmente confiada a sí la multitud de los cristianos que componen la Iglesia, es decir, esta inmensa familia esparcida por toda la tierra, sobre la que –por ser Esposo de María y Padre de Jesucristo– posee, por así decir, una autoridad de padre. Por tanto, es cosa natural y dignísima del bienaventurado José que, así como una vez sostuvo todas las necesidades de la familia de Nazaret y la rodeó santamente de su protección, así ahora cubra con su celestial protección y defensa a la Iglesia de Jesucristo»6.

Este patrocinio del santo Patriarca sobre la Iglesia universal es principalmente de orden espiritual; pero se extiende también al orden temporal, como la del otro José, hijo de Jacob, llamado por el rey de Egipto «salvador del mundo».

A él han acudido los santos y los buenos cristianos de todos los tiempos. Santa Teresa relata la gran devoción que tenía a San José y la experiencia de su patrocinio: «No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, de los peligros que me ha librado, ansí del cuerpo como de alma; que a otros santos parece les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad, a este glorioso santo tengo experiencia que socorre en todas y que quiere el Señor darnos a entender que ansí como le fue sujeto en tierra –que como tenía nombre de padre siendo ayo, le podía mandar– ansí en el cielo hace cuanto le pide (...).

»Si fuera persona que tuviera autoridad de escribir, de buena gana me alargara en decir muy por menudo las mercedes que ha hecho este glorioso santo a mí y a otras personas (...). Solo pido, por amor de Dios, que lo pruebe quien no me creyere, y verá por experiencia el gran bien que es encomendarse a este glorioso Patriarca y tenerle devoción; en especial personas de oración siempre le habían de ser aficionadas, que no sé cómo se puede pensar en la Reina de los Ángeles, en el tiempo que tanto pasó con el Niño Jesús, que no den gracias a San José por lo bien que les ayudó en ellos»7.

III. A San José debemos acudir pidiendo que ampare y proteja a la Iglesia, pues es su defensor y protector. Le pedimos su ayuda en las necesidades de la familia, en las espirituales y en las materiales: Sancte Ioseph, ora pro eis, ora pro me... Ruega por ellos, ruega por mí.

Para los hombres y mujeres de nuestro tiempo, como para los de cualquier época, constituye San José una figura entrañable, venerable, cuya vocación y dignidad admiramos, y cuya fidelidad en servicio de Jesús y de María agradecemos; «por San José vamos directamente a María, y por María, a la fuente de toda santidad, Jesucristo»8. Él nos enseña a tratar a Jesús con piedad, con respeto y amor: Oh, feliz varón, bienaventurado José –le decimos con una antigua oración de la Iglesia–, a quien fue dado no solo ver y oír al Dios, a quien muchos reyes quisieron ver y no vieron, oír y no oyeron, sino también abrazarlo, besarlo, vestirlo y custodiarlo..., enséñanos a recibirlo con amor y reverencia en la Sagrada Comunión, danos una mayor finura de alma. «San José, Padre y Señor nuestro, castísimo, limpísimo, que has merecido llevar a Jesús Niño en tus brazos, y lavarle y abrazarle: enséñanos a tratar a nuestro Dios, a ser limpios, dignos de ser otros Cristos.

»Y ayúdanos a hacer y a enseñar, como Cristo, los caminos divinos –ocultos y luminosos–, diciendo a los hombres que pueden, en la tierra, tener de continuo una eficacia espiritual extraordinaria»9.

San José nos proporciona, además, un modelo, cuya enseñanza callada podemos y debemos empeñarnos en seguir. «José ha sido, en lo humano, maestro de Jesús; le ha tratado diariamente, con cariño delicado, y ha cuidado de Él con abnegación alegre. ¿No será esta una buena razón para que consideremos a este varón justo, a este Santo Patriarca en quien culmina la fe de la Antigua Alianza, como Maestro de vida interior? La vida interior no es otra cosa que el trato asiduo e íntimo con Cristo, para identificarnos con Él. Y José sabrá decirnos muchas cosas sobre Jesús. Por eso, no dejéis nunca su devoción, ite ad Ioseph, como ha dicho la tradición cristiana con una frase tomada del Antiguo Testamento (Gen 41, 55).

»Maestro de vida interior, trabajador empeñado en su tarea, servidor fiel de Dios en relación continua con Jesús: este es José. Ite ad Ioseph. Con San José, el cristiano aprende lo que es ser de Dios y estar plenamente entre los hombres, santificando el mundo. Tratad a José y encontraréis a Jesús. Tratad a José y encontraréis a María, que llenó siempre de paz el amable taller de Nazaret»10.

_________________

1 Cfr. M. Gasnier, Los silencios de José, Palabra, 7ª ed., Madrid 2002, pp. 12-13. — 2 Cfr. San Bernardo, Homilía sobre la Virgen Madre, 2. — 3 Cfr. Gen 37, 5-10. — 4 Primera lectura. Año I. Gen 41, 55. — 5 Misal Romano, Misa de la Solemnidad de San José, Antífona de entrada. Lc 12, 42. — 6 León XIII, Enc. Quamquam pluries, 15-VIII-1889. — 7 Santa Teresa, Vida 6. — 8 Benedicto XV, Motu proprio Bonum sane et salutare, 25-VII-1920. — 9 San Josemaría Escrivá, Forja, n. 553 — 10 ídem, Es Cristo que pasa, 56.

Hablar con Dios.
Meditación del Miércoles 7 de julio 2010

Tomado de:


miércoles, 7 de julio de 2010

Efemerides josefinas del P. José María Vilaseca: 7 de julio


Efemerides del apóstol de San José en México: P. José María Vilaseca

7 de julio

El P. José María Vilaseca edita "Quaedam quaestiones circa Sacram Familiam". En este folleto expone su pensamiento sobre la concepción inmaculada de San José y lo envía a algunos teólogos de los más renombrados de México para que expresen su opinión (1892).

Tomada de:

Agenda 2010, Año Jubilar. Misioneros de San José, México, Litográfica San José.

martes, 6 de julio de 2010

Video: Fuente dedicada al Custodio del Redentor


Ya puedes encontrar al final de este blog de Actualidades Josefinas el video de la fuente dedicada a San José inaugurada el día 5 de julio de 2010 en los jardines vaticanos.

La fuente número 100 del Vaticano, dedicada a San José

Benedicto XVI inauguró el lunes una nueva fuente en los jardines del Vaticano. Está dedicada a San José, y es un modo de conmemorar al Papa y a su santo, San José.

Según el Papa, la fuente "recuerda simbólicamente la sencillez y la humildad en el cumplimiento diario de la voluntad de Dios”. Subrayó que son valores que caracterizaron la vida silenciosa pero valiosísima de San José.

La fuente tiene dos pilas y está decorada con seis paneles de bronce del artista italiano Franco Murer, con bellísimas escenas de la vida de San José.

Durante la bendición de la fuente, el Papa aseguró que de vez en cuando visita los jardines vaticanos para rezar y descansar con el silencio, justo lo que le espera durante sus vacaciones en Castel Gandolfo.

RC/JMB
CTV
JM
-WP-

5 de julio, 2010.

Video y texto tomado de:

lunes, 5 de julio de 2010

Benedicto XVI inauguró la fuente vaticana al Custodio del Redentor


Discurso pronunciado hoy en los jardines vaticanos por el Papa Benedicto XVI, al inaugurar y bendecir una fuente dedicada a san José, regalo de la Gobernación del Estado del Vaticano.

Señores cardenales, Venerados hermanos en el Episcopado y en el Sacerdocio, Ilustres señores y señoras:

Es para mí motivo de alegría inaugurar esta fuente en los Jardines Vaticanos, en un contexto natural de singular belleza. Es una obra que va a incrementar el patrimonio artístico de este encantador espacio verde de la Ciudad del Vaticano, rico de testimonios histórico-artísticos de varias épocas. De hecho, no solo los prados, las flores, los árboles, pero también las torres, las casitas, los templetes, las fuentes, las estatuas y las demás construcciones hacen de estos Jardines un unicum fascinante. Ellos fueron para mis Predecesores, y son también para mí un espacio vital, un lugar que frecuento a menudo para transcurrir un poco de tiempo en oración y en serena distensión.

Al dirigir a cada uno de vosotros mi cordial saludo, deseo manifestar vivo reconocimiento por este regalo, que me habéis ofrecido, dedicándolo a san José. ¡Gracias por este delicado y cortés pensamiento! Fue una empresa comprometida, que ha visto la colaboración de muchos. Agradezco ante todo al señor cardenal Giovanni Lajolo también por las palabras que me ha dirigido y por la interesante presentación de los trabajos llevados a cabo. Con él agradezco al arzobispo monseñor Carlo Maria Viganò y el obispo monseñor Giorgio Corbellini, respectivamente Secretario General y Vice-Secretario General de la Gobernación. Expreso vivo aprecio a la Dirección de los Servicios Técnicos, al proyectista y al escultor, a los consultores y al equipo de trabajo, con un pensamiento especial a los esposos Hintze y al señor Castrignano, de Londres, que han financiado generosamente la obra, como también a las hermanas del monasterio de San José de Kyoto. Una palabra de gratitud a la Provincia de Trento, a los ayuntamientos y a las empresas trentinas, por su contribución.

Esta fuente está dedicada a san José, figura querida y cercana al corazón del pueblo de Dios y a mi corazón. Los seis paneles de bronce que la embellecen evocan otros tantos momentos de su vida. Deseo brevemente detenerme sobre ellos. El primer panel respresenta los desposorios entre José y María; es un episodio que reviste gran importancia. José era de la estirpe real de David y, en virtud de su matrimonio con María, conferirá al Hijo de la Virgen – al Hijo de Dios – el título legal de “hijo de David”, cumpliendo así las profecías. El desposorio de José y María es, por ello, un acontecimiento humano, pero determinante en la historia de salvación de la humanidad, en la realización de las promesas de Dios; por ello tiene también una connotación sobrenatural, que los dos protagonistas aceptan con humildad y confianza.

Bien pronto para José llega el momento de la prueba, una prueba comprometida para su fe. Prometido de María, antes de ir a vivir con ella, descubre su misteriosa maternidad y se queda turbado. El evangelista Mateo subraya que, siendo justo, no quería repudiarla, y por tanto decidió despedirla en secreto (cfr Mt 1,19). Pero en sueños – como está representado en el segundo panel – el ángel le hizo comprender que lo que sucedía en María era obra del Espíritu Santo; y José, fiándose de Dios, consiente y coopera en el plano de la salvación. Ciertamente, la intervención divina en su vida no podía no turbar su corazón. Confiarse a Dios no significa ver todo claro según nuestros criterios, no significa realizar lo que hemos proyectado; confiarse a Dios quiere decir vaciarse de sí mismos, renunciar a sí mismos, porque solo quien acepta perderse por Dios puede ser “justo” como san José, es decir, puede conformar su propia voluntad a la de Dios y así realizarse.

El Evangelio, como sabemos, no ha conservado ninguna palabra de José, el cual lleva a cabo su actividad en el silencio. Es el estilo que le caracteriza en toda la existencia, tanto antes de encontrarse frente al misterio de la acción de Dios en su esposa, sea cuando – consciente de este misterio – está junto a María en la Natividad – representada en la tercera imagen. En esa noche santa, en Belén, con María y el Niño, está José, al que el Padre Celestial confió el cuidado cotidiano de su Hijo sobre la tierra, un cuidado llevado a cabo en la humildad y en el silencio.

El cuarto panel reproduce la escena dramática de la Fuga a Egipto para escapar a la violencia homicida de Herodes. José es obligado a dejar su tierra con su familia, de prisa: es otro momento misterioso en su vida; otra prueba en la que se le pide plena fidelidad al designio de Dios.

Después, en los Evangelios, José aparece sólo en otro episodio, cuando se dirige a Jerusalén y vive la angustia de perder al hijo Jesús. San Lucas describe la afanosa búsuqeda y la maravilla de encontrarlo en el Templo – como aparece en el quinto panel –, pero aún mayor es el estupor de escuchar las misteriosas palabras: "¿Por qué me buscábais? ¿No sabíais que yo debo ocuparme de las cosas de mi Padre?" (Lc 2,49). Esta doble pregunta del Hijo de Dios nos ayuda a entender el misterio de la paternidad de José. Recordando a sus propios padres la primacía de Aquel a quien llama "Padre mío", Jesús afirma el primado de la voluntad de Dios sobre toda otra voluntad, y revela a José la verdad profunda de su papel: también él está llamado a ser discípulo de Jesús, dedicando su existencia al servicio del Hijo de Dios y de la Virgen Madre, en obediencia al Padre Celestial.

El sexto panel representa el trabajo de José en su taller de Nazaret. Junto a él trabajó Jesús. El Hijo de Dios está escondido a los hombres y sólo María y José custodian su misterio y lo viven cada día: el Verbo encarnado crece como hombre a la sombra de sus padres, pero, al mismo tiempo, estos permanecen, a su vez, escondidos en Cristo, en su misterio, viviendo su vocación.

Queridos hermanos y hermanas, esta bella fuente dedicada a san José constituye un recuerdo simbólico de los valores de la sencillez y de la humildad al llevar a cabo día a día la voluntad de Dios, valores que distinguieron la vida silenciosa, pero preciosa del Custodio del Redentor. A su intercesión confío las esperanzas de la Iglesia y del mundo. Que él, junto a la Virgen María, su esposa, guíe siempre mi camino y el vuestro, para que podamos ser instrumentos gozosos de paz y de salvación.

Benedicto XVI
Ciudad del Vaticano, lunes 5 de julio de 2010

Tomado de:


Traducción del original italiano por Inma Álvarez

sábado, 3 de julio de 2010

Preparación a la Consagración del templo de la Sagrada Familia en Barcelona


Palabra y vida

Preparemos la visita del Santo Padre

La próxima visita del Santo Padre a Barcelona para consagrar el Templo de la Sagrada Familia ha de ayudarnos a todos a tener una mayor conciencia de nuestra comunión afectiva y efectiva con el sucesor de Pedro, que ocupa en la Iglesia el valioso servicio de confirmar a sus hermanos en la fe y fortalecer la comunión entre todas las Iglesias locales.Esta preparación ha de tener sobre todo una dimensión espiritual, pero tiene también un aspecto organizativo que pide el esfuerzo y la colaboración de todos.

La preparación espiritual ha de centrarse ante todo en la vivencia de nuestra fe cristiana. En su reciente viaje a Portugal, Benedicto XVI insistió en la que es una de las líneas directivas de su pontificado: “En nuestro tiempo, en el que la fe en grandes regiones corre el peligro de apagarse como una llama que ya no recibe alimento, la primera de todas las prioridades consiste en hacer presente a Dios en este mundo y en abrir a los hombres el acceso a Dios”.

Con la confirmación en la fe, la visita del Santo Padre comportará sin duda una invitación a hacer más viva la presencia de los cristianos, en especial de los cristianos laicos, en todos los ámbitos de la sociedad de hoy, desde la economía y la política, hasta la cultura y el arte. La figura de Gaudí es, en este sentido, muy ejemplar. Esta fe que el Papa viene a estimular, no ha de quedar recluida en el interior de las conciencias o en el interior de los templos, sino que ha de ser fermento en medio de la sociedad. Un fermento que no dudamos proponer y pedir ya que creemos que será un fermento beneficioso para todos, si está inspirado en los criterios y en los medios evangélicos.

Este segundo aspecto se halla muy presente en las preocupaciones del Santo Padre. Él quiso que la reciente asamblea del Pontificio Consejo para los Laicos, en la que participé como miembro de este organismo, estuviera dedicada a esta cuestión. Y en su reciente viaje a Chipre, al llegar al aeropuerto de Paphos, el Papa sintetizó el objetivo de su viaje a la isla con estas palabras: “Vengo como peregrino, siguiendo los pasos de nuestros padres comunes en la fe, los santos Pablo y Bernabé, para saludar a los católicos de Chipre, para confirmarlos en la fe y animarlos a ser cristianos y ciudadanos ejemplares, a fin de que cumplan adecuadamente su papel en la sociedad”.

Como herramientas para la ambientación y la preparación espiritual de la visita, la diócesis de Barcelona ha editado un cartel con el lema: “Con el Santo Padre en la Sagrada Familia”, y un opúsculo que contiene unas reflexiones que se proponen a los grupos de cristianos que preparan este acontecimiento, que sobre todo es un acontecimiento cristiano y de carácter religioso. Como homenaje a Benedicto XVI, parte importante de esta publicación, editada en catalán y en castellano, incluye las catequesis que él dedicó al apóstol San Pedro y a su misión en la Iglesia a lo largo de diversas audiencias generales del año 2006.

La próxima visita del Santo Padre a Barcelona tendrá, sin duda, una repercusión internacional. También dará a conocer la figura de Gaudí, no sólo como un arquitecto genial, sino también como un cristiano que vivió intensamente su vida cristiana y que puede ser imitado especialmente por los lacios cristianos. El Papa dedicará el Templo de la Sagrada Familia que es un auténtico icono de las familias cristianas y de la familia de Dios y de los pueblos del mundo. Este acontecimiento que viviremos el día 7 de noviembre abrirá nuestros corazones a la catolicidad de la Iglesia y a la familia universal de la humanidad.

+ Lluís Martínez Sistach

SIC
3 de Julio de 2010

Tomado de:
http://www.agenciasic.es/2010/07/03/preparemos-la-visita-del-santo-padre/

jueves, 1 de julio de 2010

Las obras dedicadas a San José fruto del amor a Jesús


Imagen y pensamiento del Calendario Josefino (Julio)

El padre Vilaseca intensifica su celo apostólico, creando obras josefinas que son el fruto de su amor a Jesús evangelizador de los pobres y a la Iglesia.

Imagen y pensamiento tomado de:

Calendario Josefino 2010 (julio) que aparece en El Propagador de la devoción al señor San José, año CXXXVIII, n. 10, Noviembre/Diciembre, 2009.

San José

Como tú (Canto a San José)

Himno a San José (Popular en Chile)

Fan de San José

San José abriga a la Virgen María, en su vestimenta

Meditación Papa Francisco sobre la Sagrada Familia 28dic2014

Maestro de fe (Canto a San José)

Atento a Dios (Versión CD)

¡Enséñame José!

Magníficat de San José

¡Abbá José!

¡Tú eres un nuevo José!

)

Hijo de Dios, hijo de José

Video: invitación fiesta de San José en San Esteban

Himno a San José

Súplica a San José, custodio y padre

Canto de ofertorio misa de San José: Pan y Vino

Mañanitas a San José

Canto a San José: 'Tu justicia

21feb2014 Modelo de amor al Señor (Canto a San José)

Entrevista con uno de los grandes especialistas del Centro Josefino Español

Homilía de apertura del XI Simposio Internacional sobre San José

Entrevista de Radio Vaticano con ocasión del XI Simposio Internacional sobre San José

Palabras de Bienvenida del Obispo de Ciudad Guzmán

Primer día del Simposio Internacional sobre San José

Video: Protector de la vida (Canto a San José)

San José en el escudo del Papa Francisco

Duerme (Canto a San José)

Canto: El silencio de San José

Fiesta de San José en el Cuzco 2012

Video: Fiesta de San José 2012 en la Parroquia de San Esteban

¡Grande eres, José!

Video: Vamos a Jugar señor San José (Canto)

Video: Plegaria, canto a San José

Video: Canto a San José del Ministerio de Música Cristo Rey

Video: José de María inseparable

En casa de José de Nazaret

Casita de Nazaret (Canto a la Sagrada Familia)

Recordando a un gran apostol de San José. 100 años de su pascua al Padre

Jóvenes de San José

¿Qué decir? (Canto a San José)

Un fragmento de la obra "Canción de José"

San José una fuente de inspiración la vocación a la paternidad

La fuente número 100 del Vaticano, dedicada a San José

Carpintería José (Canto a San José)

Joven Nazareno (Canto a San José)

San José (Canto a San José)

Video: Villancico de José

Video: San José, una historia de amor (Canto a San José)

Video: Tu mirada (Canto a San José)

En el Jubileo de los 100 años de un gran apóstol de San José, II Parte

En el Jubileo de 100 años de la partida de un apóstol de San José

Imágenes X Simposio Internacional sobre San José 2009

San José en el Simposio Internacional de Kevelaer 2005

San José en la pintura de Ricardo González Copado

San José en 'El pulso de la fe'

Conversación con San José / Rozmowa ze Świętym Józefem

Audio: La virtud de San José

Video: San José, un hombre, un santo

Video: 18 de marzo de 2009 Meditación Josefina en el rezo de Vísperas de Benedicto XVI

Video: 19 de marzo de 2009 Palabra de vida dedicada a San José por el P. Jesús Higueras

Video: 19 de marzo de 2009 La actualidad de San José. Por José Luis Navas

Canto: 'Carpintero'. Un canto del cantautor católico Felipe Gómez

Benedicto XVI, Misa del 19 de marzo de 2009. Viaje Camerún-Angola.

IPH, Podcast